Rusia denuncia acciones de Occidente para impedir diálogo sirio

Moscú,  (PL) El ministro ruso del Exterior, Serguei Lavrov, denunció hoy los esfuerzos de Occidente para impedir un diálogo constructivo en Siria y la existencia de un contrabando de armas para la oposición radical de esa nación.

La existencia del suministro ilegal de armas desde El Líbano, Turquía y parte de Irán, es conocida por todos, pero poco se comenta.

Ese punto es importante porque existen pruebas irrefutables de esa práctica, declaró Lavrov desde la oriental comarca rusa de Jabarovsk.

El jefe de la diplomacia rusa indicó que los países occidentales incitan a la oposición a optar por el camino de la violencia para derrocar al gobierno sirio.

Cuando los referidos elementos escuchan declaraciones realizadas desde Washington o Bruselas de que ningún diálogo con el presidente Bashar Al Assad es posible y que se debe ir, por supuesto que resulta difícil esperar alguna negociación constructiva, declaró Lavrov.

Apenas una semana después de anunciarse el acuerdo alcanzado entre la Liga Árabe (LA) y Damasco, para realizar reformas políticas y sociales, el canciller francés, Alain Juppe, señaló públicamente que esa avenencia era un documento muerto, recordó el funcionario ruso.

Desde Washington escuchamos las exhortaciones a la oposición a desestimar los llamados del gobierno sirio para deponer las armas y acogerse a una amnistía, comentó el titular ruso del Exterior.

En otras palabras, se incita a la oposición radical para que mantenga su posición dura de deponer al gobierno sirio y de rechazar el diálogo, recalcó el diplomático.

Rusia, por su lado, trata de entrar en razón a los elementos opositores como lo haremos este martes en Moscú con dirigentes del autoproclamado Consejo Nacional Sirio, uno de los más renuentes al contacto con Damasco, apuntó.

Trataremos de trasladarles nuestras preocupaciones porque consideramos que la lucha por el poder es un asunto que se puede convertir en un objetivo en sí mismo, pero será necesario tener en cuenta al país y a su pueblo, estimó Lavrov.

mem/to