Construirán laboratorio para procesar plutonio en Nuevo México, EE.UU

Washington,  (PL) El gobierno de Estados Unidos gastará unos seis mil millones de dólares en la construcción de una planta de procesamiento de plutonio en el estado de Nuevo México, destacó hoy el sitio digital All Gov.com

Críticos del proyecto señalan que el Laboratorio Nacional de Los Álamos, en el referido estado, quiere desarrollar capacidades de procesamiento adicionales de material nuclear, aunque carece de misiones específicas, precisó la fuente.

La propuesta inicial, que data de 1999, valoró su ejecución en 375 millones de dólares.

Nuevos cálculos estiman que el precio real de las obras oscilará entre cuatro mil 500 y seis mil 500 millones de dólares, de acuerdo con el Grupo de Estudio de Los Álamos, una organización no gubernamental local.

Inicialmente, la instalación preveía disponer de pequeñas cantidades de plutonio, alrededor de 900 gramos.

En la actualidad, el Departamento de Energía valora manejar allí hasta seis toneladas del elemento altamente radiactivo, cantidad suficiente para reconstruir todas las cabezas nucleares de Estados Unidos, denunció la entidad que ya presentó dos demandas contra el gobierno para tratar de detener las obras.

Opositores al proyecto basan su negativa en serios problemas de seguridad registrados en Los Álamos durante pruebas para medir los tiempos de respuesta ante posibles fugas de material radioactivo.

El multimillonario monto para edificar la planta contrasta con la anunciada reducción de 450 mil millones de dólares del presupuesto militar estadounidense en los próximos 10 años, a causa de la crisis económica que sacude a la primera economía mundial.

En días recientes, en Texas se desmanteló una gigantesca bomba atómica con un potencial 600 veces superior a la de Hiroshima, como parte de la política de la actual administración demócrata de reducir el arsenal nuclear.

Hans Kristensen, director del Proyecto de Información Nuclear de los Científicos Estadounidenses, argumentó que no obstante, Obama no es una «paloma», pues se ha comprometido a proveer significativos fondos adicionales para modernizar los restantes cohetes con ojivas nucleares y el complejo industrial de su producción.

lac/lr