Ruleteado por varios hospitales: SE REQUIERE SERVICIO DE SALUD URGENTE PARA SALVAR UNA VIDA

Dirigente de la Juventud Obrera Católica no consigue quien le atienda emergencia por peritonitis

Juventud Obrera catolica. 0102 0148 9500 0960 7187 Cuenta Corriente Banco Venezuela.

 El joven Orlando Machado, dirigente de la Juventud Obrera Católica, presenta un cuadro de peritonitis aguda con mucho dolor. Acudió al Hospital Militar donde no lo atendieron por falta de médicos y camillas, luego se trasladó al Hospital Pérez Carreño, donde sus acompañantes nos informan que fueron maltratados por el personal médico que allí labora. Era tan fuerte el dolor que se desmayó tres veces y tuvo que acostarse en el piso a falta de algo mejor. No le quisieron prestar el servicio de ambulancia para trasladarlo a otro hospital, a pesar de haber algunas unidades en la entrada. Él no tiene vehículo y está pagando taxis para trasladarse a otros centros de salud.

También fue al CDI de Montalbán, donde tampoco hay camillas ni médicos cirujanos para atender el caso y ahora se encuentra yendo al CDI de Chuao donde supuestamente tampoco hay camillas ni médicos cirujanos.

Hacemos un llamado a las autoridades de salud para que este venezolano no muera en el ruleteo y sea atendido dignamente.

Contactos: Luis Vargas 0416-0599339 y Eustoquio Carvajal 0416-7857933

En estos momentos está trasladándose al Hospital de Los Magallanes de Catia y aún no ha sido llamado por ninguna autoridad de salud.

Información a las 10 PM y 25 minutos: Tampoco pudo ser atendido en el Hospital de Los Magallanes. Los contactos que están ayudando al enfermo han recibido algunas llamadas de solidaridad efectuadas por lectores de la noticia en Aporrea, pero todavía ninguna llamada de alguna autoridad gubernamental o del Ministerio de Salud. El tiempo corre…

Finalmente resolvieron llevarlo a la Clínica Atías y piden solidaridad para poder pagar la atención en esa clínica privada (40 mil Bs.), ya que desgraciadamente, el sistema público de hospitales no dió la talla en esta ocasión y se trata de activistas sociales de nuestros barrios, que no tienen suficientes recursos económicos.

Situaciones como esta suceden muy a menudo, a pesar de los avances de la salud pública en Venezuela, especialmente en el caso de Barrio Adentro. Que varios CDI y tres hospitales públicos no hayan podido con un caso urgente de peritonítis y que ni siquiera dispongan de camillas y de ambulancias, además de brindar un trato poco humanitario, deja mucho que pensar y nos dice que el socialismo todavía está bastante lejos. Médicos indolentes y servicios desmantelados e insuficientes, colapsados o inoperantes a estas alturas del proceso, son una señal de alarma que llama a aplicar el bisturí profundamente en el sistema de salud venezolano y en el gremio médico: esas 3 R que suenan bien como eslogan propagandístico, pero que no se hacen sustancia en la realidad cotidiana. Y la gente lo sabe.

¿A qué se debe? ¿Es el «Estado Burgués»? ¿Es el burocratismo? ¿Es sabotaje médico? ¿Es falta de inversión adecuada en los hospitales?

¿Qué es lo que está pasando aquí?

Esperemos que el compañero de la JOC saga bien de esta, pero… ¡Ya está bueno!/Aporrea

RM