GUATEPEOR

Chela Vargas

Es difícil entender como en un país como Guatemala con un 60% de población indígena,  dos candidatos de la ultraderecha están punteando las encuestas de las elecciones presidenciales. Uno de estos dos candidatos racistas, excluyentes, explotadores, asumirá la presidencia gracias a los votos de campesinos explotados, empobrecidos y subestimados.

Este éxito de la derecha forma parte de una bien diseñada estrategia neoliberal. En ella se tomaron en cuenta algunos cambios que movían el mundo Latinoamericano. Los partidos habían perdido legitimidad como órganos de representación democrática. Se impuso el rechazo de una política convertida en politiquería. .Las comunidades habían asumido el  apoliticismo como cualidad importante.

Bajo estas condiciones, agentes neoliberales se apresuran a implantar colectividades apolíticas despojadas de todo contenido social e histórico. “Los políticos neoliberales comenzaron a financiar y promover organizaciones desde abajo, de base con una ideología anti-estatal para intervenir entre las clases potencialmente conflictivas y crear así un “cojín social”, con organizaciones financieramente dependientes de fuentes neoliberales, destinadas a competir con los auténticos movimientos sociopolíticos de las comunidades. Descritas como “no gubernamentales” eran miles en los noventa y recibían 7 billones de dólares> (petras98).

Es así como en Guatemala  aparecen “representantes de la sociedad civil”, los cuales imponen el principio de separación estado-pueblo. Esto los convierte en intermediarios que cumplen el mandato de atomizar la comunidad, desintegrarla, encerrándola en  pequeños mundos. Se les limita la compresión del mundo que les rodea y la causa fundamental de sus problemas. La perdida de una visión de conjunto, debilita su capacidad organizativa, su formación político- ideológica y la toma de conciencia de la necesidad de transformar la sociedad. Es por eso que están aislados de los movimientos sociales de Latinoamérica donde los indígenas constituyen hoy un nuevo sujeto social que los lidera. Es por eso que siguen votando por la derecha, para que el neoliberalismo imponga su propuesta de “paz social” necesaria al  funcionamiento del mercado.

vargasch@gmail.com

RM

About these ads

Los comentarios están cerrados.