Protesta en Washington, Occupy Wall Street se extiende

Al menos una persona fue rociada con gas pimienta por agentes de seguridad durante una manifestación que obligó al cierre hasta hoy del Museo Smithsoniano Nacional del Aire y del Espacio, en esta capital.

También se reportó el empleo de gases lacrimógenos y el arresto de una mujer.Más de un centenar de personas intentaron entrar este sábado al edificio con pancartas, luego de transitar desde la Plaza de la Libertad, próxima a la Casa Blanca, a lo largo del National Mall hasta el Capitolio.

La mayoría de los asistentes integraban el grupo «Ocupemos el DC» (Occupy DC), una réplica del movimiento «Ocupemos Wall Street» (Occupy Wall Street) de Nueva York, que entró en su cuarta semana.

Entretanto, en Philadelphia, cientos de manifestantes marcharon desde un campamento improvisado frente al palacio del ayuntamiento, donde permanecen desde el jueves en lo que denominaron Occupy Philadelphia.

Mientras, la multitudinaria Ocupación de Wall Street no decae, alertó en su edición dominical el sitio electrónico del periódico californiano La Opinión.

Jeff Wilson, uno de los acampados, quien sirvió por 20 años en la Armada, denunció que Estados Unidos olvidó a los veteranos.

«Fuimos a pelear guerras que no logró solucionar el protocolo diplomático. Vivimos miserablemente, mientras los magnates se hacen más ricos gracias a la economía bélica», denunció.

Durante los últimos días, los sindicatos se unieron además a la protesta iniciada el pasado 17 de septiembre, en el distrito financiero de Nueva York.

Randi Weingarten, presidente de la Federación Americana de Maestros, dijo a la cadena CBS News, que la causa de lo que ocurre es porque no se puede crear una sociedad en la que «el uno por ciento tiene, básicamente, toda la riqueza».

Un editorial publicado ayer en el diario The New York Times advirtió que el mensaje es obvio: desde que la economía entró en recesión solo los ricos se ha recuperado y prosperado, pero «el problema es que nadie en Washington ha estado escuchando».

Según el Times, el detonante del movimiento ciudadano es la desigualdad de ingresos. Hoy la clase media está aumentando las filas de los pobres, «y amenaza con crear una subclase permanente de personas capaces, dispuestas, pero sin empleo».

Amplía el cotidiano que la tasa de desempleo para los graduados universitarios menores de 25 años tiene un promedio de 9,6 por ciento en el último año, para los jóvenes egresados de la secundaria, la media es de 21,6 por ciento.

Sin embargo, estas cifras no reflejan los graduados que se encuentran trabajando, pero en lugares mal pagados que ni siquiera requieren diplomas, destaca el rotativo.

Por eso cuando los manifestantes dicen que representan el 99 por ciento de los estadounidenses, se están refiriendo a la concentración del ingreso en la sociedad profundamente desigual de hoy, subrayó.

La tasa nacional de desocupados está en 9,1, lo que indica que unos 14 millones de residentes en el país carecen de un puesto laboral.

Durante una repentina conferencia de prensa, el presidente Barack Obama admitió el jueves que el espíritu que se respira en las protestas en Wall Street (extendidas ahora a numerosas ciudades del país) responde a un sentimiento de frustración de los estadounidenses./PL

RM