Las calles son los cauces del río de la historia

La calle es la libertad al traspasar la puerta de la casa en donde dejábamos el rigor paternal y todas las normas, es un lugar donde se encuentra esta humanidad herida y furiosa que se indigna..

 

La calle es el lugar común, el sitio de nadie La calle terminó llamándose a  los caminos que entrecruzan las distancias entre las casas. Las casas tienen dueños, las calles no. Las casas se hicieron para habitarlas por una familia con nombre y apellido, o para venderla o alquilarla a una familia. Las calles siempre han sido de todos. Por ello las calles son el lugar de los desechos y los perros sin familia, el espacio de los mercados y de los encuentros. La casa es el límite de mi propiedad, la calle no tiene dueño.Por las calles salimos a buscar el pan cada mañana, a llevar los hijos e hijas a la escuela, por la calle nos trasladamos a los lugares, la calle es un medio que nunca había tenido importancia alguna ya que no se cotizaban en la bolsa ni aumentaban de precio, ya que nadie las compraba ni las vendía. Eran de todos, sin distinción social, la calle, definitivamente, es ese laberinto de caminos que nos une a todos, que mantiene en el transcurrir del tiempo la pureza de la libertad y el corazón del socialismo.

“Las calles son del pueblo, no de la policía”

Es una consigna que se aprende desde el liceo, `porque este espacio público es el lugar donde se escribe también la historia.    La calle ha sido en el tiempo el campo de batalla donde se reclaman derechos y se luchan batallas por cambiar las injusticias. Por las calles se pasea el amor tomado de las manos de los adolescentes que las llenan de sueños. La calle es la guarida del delincuente y el refugio de los desposeídos y esclavos del licor o de la droga. La calle es la libertad al traspasar la puerta de la casa en donde dejábamos el rigor paternal y todas las normas, la calle hoy es un lugar donde se encuentra esta humanidad herida y  furiosa que se indigna.

No habrá calle de este mundo que no termine repleta de indignados, es que el planeta entero necesita cambiar de piel, toda la historia se sale a andar con prisa caminando hacia la vida, a la esperanza. El lujo queda en la sala de la casa, se debe salir a la plaza y a la calle a encontrarse con los demás y sentir que somos una sola especie, se comienzan a encender los cirios de la procesión popular, el pueblo del mundo está haciendo ríos humanos que desbordan las aceras y los puentes, la humanidad entera abre la puerta de la casa y sale a la calle porque hay cosas importantes que reclamar y pelear, la pobreza y la explotación, el hambre y el desempleo, apenas son razones, es la vida de todas y de todos lo que está en juego, es el futuro del planeta lo que se debe conquistar.

Los cantos se unen en las mismas letras, los ciudadanos de Europa son iguales a los de América o Arabia, la indignación   se globaliza  a paso de gigantes, la rabia fluye por las fuentes del mundo, los hombres y mujeres jóvenes reclaman su espacio y su tiempo de vivir.

Invoco a Ginsberg y a los poetas malditos, invoco a Robin Hood y a Jesse James, a Jerónimo y a todo trovador de la justicia, a cada ánima indígena que flote en la memoria colectiva, a mis queridos combatientes de siempre: a Ernesto Che y a Gaitán, a Bolívar y cada guerrillero caído, abro las calles a la historia para poblarla de fantasmas que volverán junto a nuestro espíritu a la gran marcha final.

La calle queda abierta para la gran rebelión, pisa duro compañera, compañero, pisa con la fuerza entera de tu alma que hay que hacer el camino que falta, ya mucha sangre corrió por nuestras calles, ya mucha muerte tiño de rojo el corazón herido del recuerdo, ya basta, ya basta, ya basta.

En cada calle del mundo, en cada pueblo, cada mujer y cada hombre debemos todas y todos hacer lo que se debe, es la lucha  ardorosa por la gran victoria del pueblo, por la caída del imperio y cada lacayo egoísta, por el nacimiento  definitivo de la mujer y el hombre nuevo, del nuevo mundo sin dueños, sin precios, justo y amoroso, revolucionario permanente y libre, por la vida, camarada, por la vida.

Viviremos y venceremos!!!!