Se restableció servicio del tren desde Caracas hasta Charallave


Cerca de las 5:00 pm de ayer, el ferrocarril Caracas-Cúa reinició operaciones, luego de haber sido restablecida la vía que se vio interrumpida tras la colisión que ocurrió el jueves pasado.

El ministro de Transporte y Comunicaciones, Francisco Garcés, hizo el anuncio desde la estación La Rinconada de este sistema de transporte público.

“Hemos hecho las pruebas de verificación, control, revisión de material rodante. A partir de este momento (ayer en la tarde) iniciaremos el servicio”.

Precisó Garcés que el servicio se prestará entre las estaciones La Rinconada y Charallave Norte, mientras Charallave Sur y Cúa “serán alimentadas a través de la red de autobuses”, dijo Garcés.

Dijo que estarán operativos nueve de los 12 trenes que funcionarán a intervalos de ocho minutos. Afirmó que cada hora se trasladarán unos siete mil pasajeros.

“El servicio será seguro y confiable” afirmó Garcés, quien agradeció la labor de los trabajadores del ferrocarril y del Metro. “Hemos trabajado 90 horas continuas”.

Más temprano, a través de una nota de prensa divulgada por el Ministerio de Transporte y Comunicaciones, se conoció que los trenes varados a lo largo de la vía férrea, habían sido removidos, así como el material rodante siniestrado a la altura del kilometro 21.

Además, desde el pasado domingo se reemplazaron los 61 durmientes –sentido Caracas-Cua– afectados durante la colisión y sus fijaciones. Posteriormente se procedió a realizar las pruebas de verificación de operatividad de los sistemas de mando centralizado, la cual permite hacer itinerarios de cambia vía, señalización para ubicar el material rodante, sistema automático de protección de trenes o ATP; comunicación radio-tren y alineación de la catenaria. Esta última es la línea aérea de alimentación que transmite potencia eléctrica a las locomotoras.

LARGAS COLAS PARA IR A CARACAS

Durante todo el día de ayer se mantuvo el operativo con largas colas y congestión para los habitantes de los Valles del Tuy que deben llegar a tempranas horas de la mañana a la ciudad capital.

La Policía Nacional Bolivariana, (PNB) conjuntamente con la policía de Cristóbal Rojas y Urdaneta, prestaron la colaboración en los terminales de Cúa y Charallave para mantener el orden y la seguridad interna en estos lugares.

Sin embargo, en las afueras de ambos terminales se aparcaban autobuses cobrando entre 30 y 40 bolívares fuertes para trasladar a los pasajeros hasta el Nuevo Circo de Caracas.

Esta situación desató la molestia entre los pasajeros, quienes pedían la presencia del Indepabis ante la especulación con los pasajes.

“Los autobuseros se están aprovechando de la ocasión y me parece injusto porque nosotros somos trabajadores igual que ellos”, comentó María Angelina Bastida, quien estaba desde las 6 de la mañana esperando un autobús.

“Son las 10 de la mañana y yo todavía estoy aquí. Menos mal que en mi trabajo saben que yo vivo en Cúa. En Charallave Norte, de donde están saliendo las busetas gratuitas, la cola es peor que aquí”, prosiguió a decir Bastida.

En la estación Charallave Norte, se dispuso de un operativo con la PNB, el Batallón Ferroviario y la Milicia Bolivariana, además de dos ambulancias para atender emergencias. Los organismos de seguridad se ocupan del control de las colas y los pasajeros para que el traslado en autobús se haga en forma adecuada y segura.

 JOSELIN ARTEAGA/CIUDAD CCS
FOTO PRENSA MTC/ LUIS BOBADILLA

RM