Morales: «Los que se oponen a camino entre Beni y Cochabamba no quieren desarrollo del pueblo»

«Quienes se oponen a la construcción del camino entre Beni y Cochabamba son enemigos de la población que vive en el territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS)», manifestó el viernes el presidente Evo Morales.

    Dijo que «Para los que tienen todo, es sencillo decir que no haya desarrollo. Deberían ir a ver la forma cómo viven los pobladores del TIPNIS».

El Primer Mandatario estuvo los pasados días dos veces en poblaciones del TIPNIS para tomar contacto con sus habitantes y recoger sus demandas y fundamentalmente ver cómo viven.

Dijo que los habitantes del TIPNIS, al igual que todos los bolivianos, tienen derechos constitucionales a la salud, a la educación, a contar con vías que les permitan mejorar su calidad de vida.

«Cuando queremos hacer algo para ellos, hay personas y sectores que ni conocen el lugar y se oponen. Toda la derecha se junta», indicó.

El Mandatario hizo esas reflexiones al inaugurar un moderno mercado en la zona sur de la ciudad de Cochabamba que ha demandado una inversión de cinco millones de bolivianos, a los que se suman las obras realizadas por la Alcaldía de Cercado por 125.000 bolivianos.-

Señaló que, frente a la embestida de grupos de oposición que utilizan a los pueblos indígenas del oriente para evitar la construcción de obras de desarrollo, «Es necesario reflexionar, fortalecer la unidad y la organización y, si es necesario, movilizarse para defender el proceso de cambio y las transformaciones estructurales».

El Jefe de Estadio remarcó que uno de los opositores a la carretera entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos es el jefe del opositor Movimiento Sin Miedo (MSM), Juan del Granado, quien fue diputado del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada entre 1993 y 1997.

Remarcó que en esos tiempos ha muerto mucha gente en el Trópico de Cochabamba, «pero ahora esas personas dicen Evo asesino sin contar con pruebas que lo demuestren».

Morales enfatizó que esas acciones de la oposición «no me desmoralizan porque estoy consciente de que llegue a la Presidencia para servir al pueblo».

Agregó «Una de las virtudes que tengo es que trabajo por la gente pobre y excluida. Hoy los tiempos de exclusión y discriminación se acabaron y eso no le gusta a algunos sectores que estaban acostumbrados a utilizar el poder para sus propios intereses».

Informó que en las reuniones que sostuvo con dirigentes de los movimientos sociales le manifestaron que la marcha de pueblos indígenas del oriente que se dirigía desde Trinidad a La Paz «tenía como objetivo provocar el fracaso de las elecciones judiciales de octubre».

Dijo que por ello es que el pueblo debe demostrar el 16 de octubre que puede nuevamente derrotar a la derecha en las urnas al elegir como magistrados a los profesionales más capacitados para administrar justicia.

Los bolivianos acudirán a las urnas el 16 de octubre para elegir por primera vez en la historia en forma directa a los magistrados de los Tribunales Supremo de Justicia, Constitucional y Agroambiental y del Consejo de la Magistratura.

El Mandatario contestó igualmente a algunas voces que comenzaron a pedir un referéndum revocatorio del Presidente, como sucedió en agosto de 2008 encabezados por Manfred Reyes Villa.

«Es importante que recuerden que en ese referéndum fuimos confirmados con el apoyo mayoritario del pueblo, mientras que los que exigían la revocatoria fueron revocados», dijo, al referirse a lo sucedido con los entonces prefectos de La Paz y de Cochabamba, José Luis Paredes y Manfred Reyes Villa.