Libres unidas y soberanas

Estamos una vez más en este lugar escoltados por el Ángel de la Independencia, símbolo de la libertad mexicana. En la avenida Reformas, arteria mexicana que reivindica las conquistas nacionales y sociales de los liberales mexicanos en el siglo XIX. Frente al bunquer de la embajada de EUA en México, dirigida por el embajador Earl Anthony Wayne, a quien le haremos entrega de esta declaración para que a su vez se la haga llegar al imperialista presidente de EUA, Barak Obama.

En julio, que contiene fechas de tremendas cargas históricas que de una u otra forma enlazan a nuestro continente indo/ibero/afro/árabe/asiático/antillano/americano, y a este con la humanidad. Desde la independencia de Chile, y Venezuela; pasando por los natalicios de Simón Bolívar y Vicente Lombardo; los natalicios luctuosos de Benito Juárez y Pancho Villa, un aniversario más de la Revolución Popular Sandinista, hasta la afrenta mayúscula de todas nuestras etnias y naciones que implica el establecimiento a partir del 25 de julio de 1898 del coloniaje en Puerto Rico por parte del imperialismo yanqui

Estamos para recordarle al imperio gringo y al mundo que el pasado 20 de julio se cumplieron 88 años luctuoso de uno de los mexicanos más genuinos, surgido de las entrañas más profunda de su pueblo: Doroteo Arango. “El Centauro del Norte”, el general Pancho Villa. Quien tuvo destacadísimo papel político-militar en la Revolución Mexicana con sus famosos “Dorados de Villa” compuesto por peones norteños. El Villa militar inventivo que usara como armas el ferrocarril y la aviación. El Villa social que alfabetizó, creó escuelas públicas, comedores escolares y granjas cooperativas. El primero y único, en atacar abierta y militarmente a los gringos en lo que ellos llaman su territorio, haciéndole pagar algunas de sus villanías contra el pueblo mexicano. Nuestro general Villa nos dejó como uno de sus legados: que los gringos imperialistas no son intocables e invencibles

También, le informamos que estamos presentes para conmemorar que ayer, 24 de julio, hace 228 años, nació en Venezuela el “Libertador”: Simón Bolívar. Para muchos el americano de mayor dimensión universal. Bolívar, renunciando a su procedencia de clase aristócrata, combatió con los llaneros en las gélidas cimas y con los de las cimas en los calientes llanos al imperio español libertando el enorme territorio que son hoy los Estados nacionales de: Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú. Cumpliéndole en el proceso a su mecena, el presidente de Haití, Alexander Petión, emancipando a los esclavos. Bolívar, el fundador de la Gran Colombia, el promotor principal del Congreso de Panamá de 1826) (respuesta política-militar a la imperial Santa Alianza europea y al naciente imperialismo gringo), antesala de la Liga de las Naciones, de la ONU, UNASUR, ALBA y la futura Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños nos dejó como parte de su legado: la imperiosa necesidad de la unidad e integración total de nuestra América y el Caribe para enfrentar a los imperios europeos del ayer (que son los mismos de hoy) y al imperio terrorista y delincuente internacional de EUA.

Además, le informamos que conmemoramos que mañana 26 de julio se cumplen 58 años del ataque al Cuartel Moncada, Cuba, hecho del que resultaría la actual Revolución Cubana, comandada hasta hace poco por el comandante Fidel Castro. Primera revolución en América de contenido socialista. Revolución que por 52 años ha sostenido y reivindicado su derecho a la autodeterminación e independencia. Enfrentando las políticas imperiales y contrarrevolucionarias de EUA con los legados históricos-revolucionarios de José Martí, Máximo Gómez, Antonio Maceo, Juan Ríus y otros muchos mambises que no doblaron rodillas ante el imperio español Y que la Revolución Cubana es para muchos un ejemplo a seguir, como lo fue en su momento la Revolución Mexicana y previamente la Revolución Haitiana.

Adicionalmente, para recordarle al imperio terrorista de EUA que los patriotas puertorriqueños, latinoamericanos, caribeños y de otros continentes no olvidamos que un día como hoy del 1898 – hace 113 años – sus fuerzas militares invadieron y ocuparon (sin causa alguna) el territorio de Puerto Rico, estableciendo desde esa fecha hasta hoy un sistema colonial en la nación hermana de Puerto Rico. Y para demandarles que cesen de ser un Estado delincuente internacional, cumpliendo con el derecho internacional reconociendo inmediatamente la soberanía, independencia y autodeterminación de Puerto Rico por la cual han combatido asimétricamente los patriotas puertorriqueños contra su Estado imperial. Usando por igual tiempo todos los medios, desde el proceso electoral hasta la lucha armada, .Deben tener muy presente que los puertorriqueños que combaten por la libertad de su patria son de la estirpe de Antonio Valero, Mercedes Barbudo, Ramón Betances, Mariana Bracetti, Eugenio Hostos, Lola Rodríguez, Pedro Albizu, Blanca Canales, Oscar Collazo, Lolita Lebrón, Juan Mari, Carmín Pérez y el comandante Filiberto Ojeda. ¡Son como el ausubo y el guayacán que no se doblan ni se quiebran! Que emulando a Villa, diferentes organizaciones patrióticas -cual pitirres enfrentando al águila imperial – le han hecho sentir la presencia de la parca en Puerto Rico y en su diz que territorio nacional.

Además, le demandamos al demagogo presidente Barak Obama la inmediata libertad de los patriotas prisioneros políticos puertorriqueños: Oscar López Rivera, Avelino González Claudio y Norberto González Claudio, quienes están encarcelados en sus mazmorras – el primero desde hace 30 años – por combatir por la independencia de su patria: Puerto Rico; y la libertad de los antiterroristas patriotas cubanos: René González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Gerardo Hernández y Fernando González. Igualmente demandamos la libertad de los presos políticos mexicanos, colombianos y de la hermana nación de Palestina atacada satánicamente por el Estado genocida y fascista de Israel Y nos solidarizamos con los justos reclamos de los emigrantes en EUA, especialmente con los mexicanos que viven en el territorio mexicano ocupado ilegalmente por EUA en virtud a su guerra imperial de 1846-1847. Son los gringos y no ellos los ilegales. Finalmente le demandamos que cesen sus guerras imperiales en Irak, Afganistán y Libia y el acoso imperial a a la República de Corea del Norte, a Cuba, Irán y a la República Bolivariana de Venezuela.

Que este acto en la patria de Hidalgo, Morelos, Juárez, Flores Magón, Villa y Zapata sirva para impulsar la integración y unidad de nuestros pueblos mediante la constitución formal de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, sin coloniajes, en libertad y con justicia social e igualdad para todos.

Toño Salas
Prensa y Propaganda del CAPR

México, D.F., a 25 de julio de 2011