Última hora:Carlos Alberto Ocampo ya está en manos de la misión humanitaria

Así lo confirmó el CICR. Dificultades en el clima han retrasado la operación de liberación.

NELSON ENRIQUE PARRA/Eltiempo.com

Luego de recoger a Ocampo, el helicóptero va para el aeropuerto de Chaparral a reabastecerse de combustible. Luego partirá en busca del cabo Sanmiguel y el mayor Solórzano. 

El operativo se ha retrasaso unas horas ante las difiucltades climáticas. Tanto, que la aeronave debió aterrizar en Chaparral mientras mejoraba el clima.

«Estamos bien y liberaciones siguen, por condiciones climáticas muy malas tuvo que aterrizar el helicóptero en Chaparral», escribió la ex congresista Piedad Córdoba en su cuenta de Twitter.

Y luego escribió: «Hemos tenido unas pequeñas dificultades q se están resolviendo. En este momento vuelvo a apagar el celular, reiniciamos».La misión salió a las 9:34 a.m. del aeropuerto Perales de Ibagué, hacia el sur del Tolima para recoger, en tres puntos distintos serán liberados este domingo Solórzano, Sanmiguel y Ocampo.

El helicóptero Cougar lleva 11 personas, entre miembros del CICR, personal de tripulación y la ex senadora Piedad Córdoba, cuya misión es traer de regreso al mayor Guillermo Solórzano, al cabo Salín Antonio Sanmigel y al patrullero Carlos Alberto Ocampo Pérez,.

Precisamente, la primera escala se hizo para recoger a este agente de Policía, plagiado en Tolima el 28 de diciembre de 2010. (Vea el especial de los que regresan a casa).

Ocampo fue liberado luego de que este sábado se conociera que las Farc liberará, no a dos personas como estaba previsto inicialente, sino tres.(Conozca a los secuestrados que las Farc no ha liberado).

Reunión con Santos

Córdoba, de otro lado y tal como lo reveló en entrevista con EL TIEMPO.COM, contó que busca un encuentro con el presidente Juan Manuel Santos para hablar de este proceso de liberación y las que vienen.

La ex senador fue enfática en la «necesidad» de «unificar los procesos de paz de las Farc y del Eln».

Sobre la advertencia del Presidente Santos de que no aceptará «farsas» ni «shows» ni más entregas de secuestrados «a cuentagotas», Córdoba señaló que «el Presidente está sometido a muchas presiones», que «esto tienen muchísimos enemigos» que «no van a cambiar de la noche a la mañana».

Agregó que «lo más importante es coadyuvar las intenciones del señor Presidente».

Los que llegan

El mayor Guillermo Javier Solórzano era capitán y comandante de la Policía en Florida (Valle) cuando fue secuestrado, el 4 de junio del 2007. Está casado y tiene una niña de 5 años. «Nosotros aquí morimos todos los días un poquito, que no pase mucho tiempo por favor, aquí seguimos esperando», dijo en su última prueba de supervivencia, recibida por su familia en abril del año pasado.

Sus padres viajaron a Bogotá para esperarlo y anunciaron que la celebración será con ceviche, su plato favorito. Solórzano estuvo en poder de la columna ‘Gabriel Galvis’, la misma que cuida a ‘Pablo Catatumbo’.

Por casi 3 años, lo movieron entre Valle, Cauca y Tolima, zonas pedidas por las Farc para negociar el canje humanitario.

El cabo Salín Antonio Sanmiguel Valderrama fue secuestrado el 23 de mayo del 2008, en zona rural de Cajamarca (Tolima). Es de Ibagué y tiene dos niñas, de 2 y 6 años.

Desde su secuestro, en su casa se volvió costumbre rezar todos los días el rosario para pedir por su liberación. En las pruebas de supervivencia entregadas en abril del 2010, el suboficial dijo que tenía regalos para toda la familia. «Espero abrazarlas prontamente», les dijo a su esposa y sus hijas.

El patrullero de Policía Carlos Alberto Ocampo Pérez fue retenido en el municipio de Chaparral por presuntos guerrilleros del frente 21.

En el momento del plagio estaba escoltando al  alcalde Ismael Cruz. Tras varias horas de retención el alcalde fue liberado pero Ocampo Pérez no.