Taxistas protestan en Barranquilla

>Con protestas contundentes en Barranquilla moto taxistas rechazan decreto del alcalde

Fuertes protestas protagonizaron el lunes 24 de enero de 2011 miles de moto taxistas en la ciudad de  Barranquilla, Capital del departamento del Atlántico, en el caribe colombiano.  Hombres y mujeres portando cascos protectores y hojas de vida, se concentraron en la Plaza de la paz desde donde intentaron movilizarse hasta el Paseo Bolivar, donde está ubicada la sede de la alcaldía distrital, el cuerpo antimotines de la policía dispersó con gases la protesta desencadenándose batallas campales en varios sectores de la ciudad, pedreas y destrozos en locales comerciales y parálisis de actividades. Los manifestantes exigen al alcalde Alejandro Char la derogatoria del Decreto Metropolitano No. 001 DE 2011 que niega el derecho al trabajo de estas personas que ante la falta de fuentes de trabajo optan por transportar informalmente pasajeros en sus motocicletas, motocarros, cuatrimotos y mototriciclos, esta actividad  les permite llevar sustento a sus hogares.

Lo que deja ver la decisión del alcalde de Barranquilla es la incapacidad oficial para encontrar soluciones al fenómeno del mototaxismo, que es una realidad en casi toda la región caribe convirtiéndose en una alternativa popular de transporte aún no reglamentada por las autoridades nacionales y cuyos debates se adelantan en la Comisión séptima del Senado de la República. Denuncian los afectados que el decreto del alcalde Alex Char es dictatorial y rompe los diálogos y negociaciones que sobre la materia se desarrollaban en una mesa de concertación en la que participaban diversas asociaciones de ese gremio.

Cabe destacar el respaldo masivo a la movilización de los mototaxistas en Barranquilla, estas personas han anunciado la continuación de las manifestaciones masivas hasta tanto sea reversada la medida y se retomen las conversaciones. Las centrales obreras y organizaciones comunitarias apoyan la protesta. El Polo Democrático del departamento anunció mediante comunicado público el respaldo a las luchas de los mototaxistas e instó a las autoridades distritales a buscar salidas concertadas.

Según reseñó el Diario El Heraldo:  “Alex Char nos niega el derecho al trabajo para favorecer intereses mezquinos”, “estamos perseguidos, reprimidos y atropellados por esta administración injusta”, “abajo el decreto mutilador”, se leía en algunas pancartas que llevaban los manifestantes.

Óscar Carrillo llevaba cargado en los hombros a su hijo David, de 8 años, para llamar la atención del Distrito porque le están quitando su única fuente de ingresos para mantener al niño y al resto de su familia.