Haiti reclama… La palabra sin los pasos, es una palabra muerta

Silvia Consuegra


El terremoto de Haití de 2010 fue registrado el 12 de enero de 2010 a las 16:53:09 hora local, con epicentro a 15 km de Puerto Príncipe, la capital de Haiti, el sismo tuvo una magnitud de 7,0 grados y se habría generado a una profundidad de 10 kms, con una cifra aproximada de 230.000 personas muertas, mas de 300.000 personas heridas y un poco más de 2.000.000 de desplazados. Ha pasado un año y ¿cuál ha sido la respuesta efectiva a toda esta catástrofe?, veamos

No. Antes del terremoto Despues del terremoto
1 Deficit de vivienda, 1.000.000 Se incremento en 200.000 viviendas afectadas y/o destruidas con el terremoto.
2 El 72% de su población no recibe Atencion en salud Inicialmente hubo ayuda internacional. Su poblacion no cuenta con un Plan Nacional eficiente y efectivo que trabaje en curación y mucho menos en prevencion.
3 Se habia diagnosticado crisis alimentaria, mas del 30% de su población infantil en estado de desnutrición crónica. Se agudizo aun mas, ni siquiera se puede hablar de recuperación.
4 Educación, 56 % es analfabeta. Esta en estado de paroxismo total.
5 Produccion del 46% de sus alimentos Totalmente afectado, es casi nula
6 Corrupcion en todos los niveles, más aún en lo estatal. Profundizada aún más
7 Cubrimiento de 30 % de su poblacion en Servicios Publicos (Agua, Alcantarillado, Luz, Telefonía) Los cuales fueron afectados por el terremoto y a la fecha no han sido recuperados en su totalidad.
8 Desempleo, 70 % de su población Se incremento. Dos de cada 10 empleados, quedaron sin trabajo
9 78% de su población tenía un Ingreso per cápita de menos de 2 dólares diarios Incrementado, no sólo por el terremoto, sino porque se han presentado dificultades en el envio de las remesas que hacen sus familiares desde otros lugares del mundo.

Según Edmon Mulet, Jefe de las Fuerzas de Paz, los fondos prometidos para su reconstrucción se estan viendo “limitados”, por la “lentidud en la financion prometida”.

La Comunidad Internacional se comprometió a donar 9.900 millones de dolares a largo plazo, los cuales aún no se han hecho efectivos. Por ello se constituyó la Comisión Interina de Recuperación para Haiti (IHRC), copresidida por el presidente de Haiti, rené Preval y el ex-presidente de Estados Unidos Bill Clinton; con el objetivo de coordinar el dinero y labores aportadas por los donantes, ONG’s y la diáspora haitiana para la reconstrucción y garantizar su transparencia, a traves del cual se canalizaría menos del 10% de los recursos internacionales.

Si los paises hubiesen acordado “apadrinar” cada uno un sector de la población (tanto en numero como en espacio geográfico), brindandoles apoyo, atención, capacitación y colaboracion en resolver cada una de sus necesidades (vivienda, salud, alimentacion, educacion, etc.), según su capacidad economica, no sería posible que en algo se hubiese amainado el nivel de miseria economica y social en que viven los ciudadanos haitianos?

La corrupción sigue campeando en Haiti, tanto es la ayuda, que “Baby Doc”, se sintió en la imperante necesidad de volver a Haiti, para repetir lo que hizo su padre “Papa Doc”, cuando se robó todos los recursos que enviaban naciones de todo el mundo para amainar la pobreza en la que tienen sumergida a toda su población.

Ante este panorama, la pregunta es: ¿QUÉ HACEMOS POR HAITI?