EEUU: Ley de Salud continúa en la mira republicana

La reforma de la Ley de Salud suscrita en 2010 por el presidente estadounidense, Barack Obama, continúa en la mira de la oposición republicana.

Sólo una tragedia como la ocurrida hace escasos días en la ciudad de Tucson, Arizona, donde un pistolero mató a seis personas e hirió a otras 14, impidió a los adversarios de la legislación continuar esfuerzos legislativos para revocarla.

Una encuesta de la cadena ABC y el diario The Washington Post encontró recientemente que el 52 por ciento de los estadounidenses rechaza la reforma de marzo de 2010, mientras que un 43 por ciento la aprueba.

En cuanto a la posibilidad de anularla, un tercio dice estar a favor y otro tercio en contra, sostuvo.

Sin embargo, la Cámara alta está en manos del Partido Demócrata como garantía de que el código se mantendrá.

No obstante, los republicanos se sentirán satisfechos si lograran bloquear el financiamiento, necesario en los próximos meses, para que entren en vigencia puntos de la iniciativa.

A comienzos de la nueva legislatura, la oposición, mayoría en la Cámara de Representantes, dio un nuevo paso en su intento por rechazarla cuando, con un voto de 236 a favor y 181 en contra, aprobó las reglas para debatir el rechazo de la histórica ley que establece reformas al sistema de salud.

Para algunos analistas, este lunes, marco de la celebración del Día de Martin Luther King en Estados Unidos, líder de la lucha por los derechos civiles, tiene mayor vigencia una de sus frases celebres: «De todas las formas de desigualdades, la injusticia en el cuidado de la salud es la más impactante e inhumana». PL