¿Envenenamiento selectivo?

El histórico dirigente palestino Yaser Arafat murió envenenado, pero no por una sustancia letal colocada en su comida, desveló uno de sus antiguos guardaespaldas, Imad Abu Zaki, en una entrevista publicada hoy. (FUENTE: AGENCIA EFE

La hipótesis vuelve a levantarse sin que a nadie deba sorprender después de haber visto tantas siniestras conspiraciones urdidas por los poderes imperiales, unas reveladas y otras todavía guardadas bajo siete llaves, para hacer desaparecer a líderes incómodos a los intereses del dominio hegemónico en el planeta.

 

Abu Zaki, quien escoltó a Arafat desde 1988 hasta su fallecimiento en 2004 en un hospital de París considera probable que fuera envenado “por algún otro medio” alternativo a la comida, dada las  sofisticadas tecnologías para el magnicidio desarrolladas bajo la sombra del terrorismo de Estado y sus prácticas de asesinatos selectivos. Lo cierto es que el deceso del presidente palestino sigue envuelto en un halo de misterio, y ni siquiera el afamado nosocomio ha logrado o no ha querido señalar con precisión la causa de la muerte en su informe de 588 páginas, y mucho menos frenar las previsibles especulaciones desatadas.

Algún dia tendrá que salir la verdad a la luz pública sobre un suceso que a la larga benefició a Israel en sus permanentes intenciones de disipar la resistencia palestina y cumplir sus designios expansionistas

 

Anuncios