Venezuela alerta sobre consecuencias del capitalismo salvaje

Naciones Unidas, 21 oct (PL) Venezuela denunció hoy en Naciones Unidas que la estructura socio-económica del capitalismo salvaje deshumaniza la sociedad y la degrada en términos de espiritualidad y creatividad.
En un debate en la Asamblea General sobre el tema Erradicación de la pobreza y otras cuestiones del desarrollo, el representante venezolano ante la ONU, Jorge Valero, calificó de irracional el modelo capitalista.
Las guerras y la violencia destruyen los ecosistemas, las formas tradicionales de vida, la alimentación y las culturas nacionales y ancestrales, subrayó el diplomático.
Asimismo, indicó que en ese sistema millones de seres humanos, en particular mujeres, niños y niñas, son privados del disfrute de sus derechos, especialmente los económicos, sociales y culturales.
La crisis global del capitalismo impacta sobre todo a los países en desarrollo y a los más vulnerables, mientras crece la injusticia con sus secuelas de pobreza, hambre y desempleo, apuntó.
En contraposición destacó las decisiones adoptadas en Venezuela para promover un desarrollo autónomo, donde el Estado ejerce soberanía sobre los recursos naturales estratégicos, lo cual permite disponer de recursos financieros para erradicar la pobreza.
Explicó que en su país se otorga prioridad al fortalecimiento de la propiedad social y solidaria, al empoderamiento de la mujer y a la atención a niños, discapacitados y los más vulnerables, en el marco de una estrategia de desarrollo endógeno y soberano.
Informó que el 60 por ciento de los ingresos fiscales totales (entre 1999 y 2009) fueron destinados a la inversión social, al tiempo que avanzan múltiples programas para erradicar la pobreza y superar la desigualdad.
Entre ellos, Valero mencionó las Misiones Sociales en favor de los sectores más excluidos de la sociedad, la concesión de microcréditos, la creación de un Banco de la Mujer y el estímulo a la inversión en el sector agrícola.
En Venezuela los índices de pobreza pasaron del 49 por ciento en 1998 al 24,2 a finales del 2009, y los de pobreza extrema cayeron del 29,8 en 2003 al 7,2 en 2009, precisó.
Por otro lado, el desempleo bajó del 15 por ciento en 1988 (antes del inicio del gobierno del presidente Hugo Chávez), al 6,6 en 2009.
Ese éxito fue elogiado por la Comisión Económica de América Latina y el Caribe al situar a Venezuela como el país que más ha disminuido la desigualdad en su región, subrayó Valero.
La Revolución Bolivariana está erradicando la pobreza y superando la desigualdad, ganando la batalla por la igualdad y la justicia social y cumpliendo exitosamente con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, concluyó el diplomático.
asg/vc/jh

Anuncios