Bandas fascistas atacan patrimonio público en Caracas


Las aguas de las fuentes de las plazas Diego Ibarra y O’Leary, ubicadas en el centro de Caracas, amanecieron ayer teñidas de color rojo intenso, situación que generó impacto en los caraqueños.

Ante este hecho, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, realizó una rueda de prensa en la plaza Diego Ibarra, donde rechazó las acciones violentas y además responsabilizó a las bandas “fascistas del candidato de la ultraderecha” Henrique Capriles Radonski.

“A las 4:20 am de este miércoles 20 de marzo personas de mala fe y bandas fascistas, manos blancas, del comando de campaña de la ultraderecha, del Comando de Campaña Simón Bolívar Buckner Junior, perpetró una serie de atentados contra espacios públicos y recuperados para el pueblo de Caracas”, denunció el Alcalde.Rodríguez adelantó que tienen imágenes de los responsables y además se está investigando el tipo de químico utilizado con que tiñeron las aguas de las fuentes.

“Tenemos imágenes de estos fascistas con franelas blancas, colocando los sellos de las manos blancas por distintos lugares de la plaza (Diego Ibarra), motos de altas cilindradas y tenemos algunos de ellos grabados”, aseguró.

Informó que una vez recabadas las investigaciones correspondientes, aunque ya los estudiantes denominados “manos blancas” reconocieron su participación en el hecho, llevarán las pruebas ante el Ministerio Público.

Destacó una vez más que las plazas no le pertenecen a alguien en particular porque son espacios recuperados para que los ciudadanos disfruten de ellos.

“A nadie se le pide un carnet para que entre a esta plaza (…) En el millón sesenta y ocho mil metros cuadrados recuperados por el Gobierno Bolivariano no se le pregunta a la gente si está de acuerdo con alguna idea o por quién va a votar, no”, sostuvo.

El alcalde recordó que la Diego Ibarra fue recuperada con una inversión de 24 millones de bolívares y la fuente por 10 millones de bolívares, realizada por el escultor de Alfredo Ramírez.

Señaló que la violencia es el único recurso con que cuenta la oposición venezolana para generar desestabilización y crear miedo en los venezolanos.

“Estas bandas fascistas en el pasado, en ocasión a la enmienda constitucional, quemaron las palmeras del Parque Waraira Repano, hoy manchan, dañan y ensucian las plazas históricas de Caracas”, recordó.

El alto funcionario dijo que “curiosamente el canal de televisión, donde todo fascismo tiene su asiento, cubre la noticia como una protesta de los jóvenes y tiene imágenes desde la madrugada, es decir que estaban enterados de lo que se iba a perpetrar”.

En tal sentido, se preguntó: “¿O es qué acaso había una unidad móvil de Globovisión apostada en las plazas Diego Ibarra y O’Leary?”.

Agregó: “Usted candidato de Roberta Jacobson (vocera del Departamento de Estado para América Latina), yo sé que usted no necesita de esta plaza, porque usted tiene su apartamento de 5 millones de dólares en Manhattan, Nueva York. A lo mejor se molestaría si alguna plaza de Manhattan se la dañarían, pero el pueblo venezolano disfruta de sus espacios”.

Rodríguez solicitó al candidato de la oposición “recoger a sus fascistas y que no se les ocurra seguir perpetrando atentados contra la ciudad”.

Lamentó que la plaza Altamira haya sido también víctima de estos actos vandálicos, al tiempo que deploró que el alcalde Emilio Graterón no se haya pronunciado para defender los espacios públicos.

“Lástima que el alcalde del municipio Chacao no se pronunció al respecto. También es curioso que la alcaldesa Eveling Trejo no haya dicho nada sobre los daños de la plaza La República en Maracaibo”, expresó.

Estimó que cerca de 2 millones de bolívares se destinarán para la reparación de las plazas afectadas por “irresponsables” que no valoran el patrimonio histórico del país. “Vamos a dejar las plazas en las mismas condiciones en que fueron inauguradas”.

MARCHA SIN PERMISO

El alcalde Jorge Rodríguez informó que no ha recibido en su despacho alguna convocatoria de permisología para manifestación pública en el centro de Caracas.

Esto como parte al anuncio que realizaron los estudiantes opositores de diversas universidades del país a una marcha desde la Plaza Venezuela hasta la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Nosotros insistimos que la contienda electoral debe llevarse en términos de respeto, que se alejen de la agresión, insulto y vilipendio. Ya basta, ¿cuánto más odio?, ¿hasta dónde van a llegar?” consideró.

Rodríguez dijo que estarán muy pendientes acerca de cualquier agresión contra la ciudad capital. “Se los advertimos, no lo vamos a permitir”, indicó.

Por otra parte, el alcalde manifestó que se mantiene en conversaciones con los representantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela (UCV) para levantar el muro de la Planta Experimental de Tratamiento de Agua de esa casa de estudios, que cumpla con la permisología y el control urbano para la ciudad capital.

La Diego Ibarra en los 90 fue devastada

A raíz del mercado de vendedores informales que comenzó a funcionar en la década de los años 90 en la plaza Diego Ibarra, se inició su deterioro progresivo hasta alcanzar niveles no recuperables. Allí proliferó la venta y distribución de CD y películas de DVD ilegales, así como de otras mercancías, llegando a devastar la plaza al colocar centenares de tarantines.

Luego de la reubicación de los trabajadores de ese sector en diferentes instalaciones por parte del alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, se inicia un proceso de franca recuperación para devolverle a los caraqueños la plaza emblemática que antes fue.

Su reinauguración fue escenario, además, para conmemorar el Bicentenario de la Independencia. En un gran esfuerzo, la municipalidad invirtió 25 millones de bolívares por instrucciones del presidente de la República, Hugo Chávez, para recuperarla, y al culminarla se convirtió en la caminería más grande de la ciudad con unos 22 mil metros cuadrados de extensión.

Esta obra integra tres importantes plazas del casco histórico porque se comunica, en su parte delantera, con la plaza Caracas de las Torres de El Silencio; y por la parte trasera, con la plaza La Justicia, en el Palacio de Justicia, con un puente que ya está diseñado para su construcción. El presidente Chávez fue impulsor de la recuperación del espacio público para el disfrute, y aportó los recursos necesarios para la rehabilitación del casco central de la ciudad con el fin de brindarle a los ciudadanos una Caracas más humana./Ciudadccs

About these ads

Los comentarios están cerrados.