La descomunal victoria de Correa

rafael-correa

Angel Guerra Cabrera

La resplandeciente victoria del presidente Rafael Correa en las elecciones del 17 de febrero revela una extraordinaria extensión en el electorado ecuatoriano del apoyo a su propuesta y a su gestión. Más notable por haberse alcanzado no sólo frente a la oligarquía y la derecha locales sino ante una alianza de fuerzas del capital internacional, que con el activo concurso de la CIA y otros servicios especiales imperialistas se oponen a la Revolución Ciudadana liderado por Correa, de considerable incidencia en el proyecto a favor la segunda independencia de América Latina y el Caribe. Es notoria la sistemática saña contra el gobierno de Ecuador de la mafia mediática ecuatoriana e internacional. Destacadamente todas las grandes televisoras de habla hispana, con CNN en español a la cabeza, así como la totalidad de diarios de la Sociedad Interamericana de Prensa y los madrileños El PaísABC y El Mundo, enemigos jurados del giro hacia la independencia y la justicia social en nuestra América.

Correa se alzó con más de 56 por ciento de los votos, 34 puntos por encima de su rival más cercano el banquero Guillermo Lasso, miembro del Opus Dei, declarado admirador de José María Aznar y candidato favorito de la derecha más neoliberal.  El abanderado de Alianza PAIS ganó en 23 de 24 provincias, arrebató a la oposición todos sus reductos en la Sierra Centro y la Amazonía con la única excepción de Napo y arrasó en provincias estratégicas como Guayas. Contará con mayoría absoluta en la Asamblea Nacional(alrededor de 100 sobre 137 escaños) lo que le permitirá sacar adelante varios proyectos de ley frenados hasta ahora que redundarán en una profundización y consolidación de la Revolución Ciudadana como es el evidente mandato de los electores. Entre esos proyectos están los relativos al reparto de tierras, la soberanía alimentaria, las comunas y los recursos hídricos, fundamentales para hacer avanzar la pospuesta reforma agraria. De la misma manera, la Ley de Comunicación, que permitirá una democratización de la propiedad sobre los medios, de la concesión de frecuencias y de la información misma al propiciar un universo plural de emisores públicos, comunitarios y privados. Con La mayoría absoluta Alianza PAIS también puede realizar modificaciones a la Constitución.

En resumen, salvo por Lasso, aspirante al parecer a convertirse en la prima donna del imperialismo y la derecha local frente a Correa, las otras fórmulas opositoras quedaron reducidas casi a la nada electoral. Ya sean las del bananero millonario Noboa, el ex coronel Lucio Gutiérrez, los demás exponentes de la partidocracia tradicional o  la Alianza Unidad Plurinacional de las Izquierdas.

El triunfo de Alianza PAIS también reconfirma el creciente arraigo popular de las opciones alternativas al neoliberalismo que han llegado al gobierno en América Latina y el Caribe.  Con esta, Correa ha ganado ocho consultas electorales sucesivas. En cada país con sus características, la misma lealtad del electorado a esas opciones se observa en Argentina, Bolivia, Brasil, Uruguay, Venezuela y Nicaragua. Por no hablar de la solidez del experimento socialista cubano, expresado tanto en el consenso mayoritario de que goza, como en su correlato en la exitosa resistencia a la permanente hostilidad y al bloqueo económico redoblado de Estados Unidos.

Pero nadie sueñe que Washington y las oligarquías se van a cruzar de brazos ante esta radiante victoria de la Revolución Ciudadana. Continuarán jugando al desgaste mediático del gobierno de Correa así como de todos los de la Alba y el de Argentina. Aprovecharán cualquier acontecimiento real, como ahora lo hacen en Venezuela con la enfermedad de Chávez, o intentarán hacer creíbles algunas de sus persistentes mentiras para desestabilizarlo. Así lo demuestran los golpes de Estado en Honduras y Paraguay, los frustrados en Venezuela, Bolivia y el mismo Ecuador, la agresión yanqui-uribista a este país, las nuevas instalaciones militares yanquis en la región, el restablecimiento de la IV Flota y los reiterados obstáculos al arribo al gobierno en México de una propuesta antineoliberal.

Pero aunque ningún proceso emancipador es necesariamente irreversible, lo que comprobamos en nuestra región, no obstante la hostilidad que les manifiestan Estados Unidos y sus aliados, es una tendencia a la consolidación del bloque de gobiernos progresistas y de estructuras de unidad e integración como Unasur y Celac. cubadebate.cu

JH

About these ads

Una respuesta a “La descomunal victoria de Correa

  1. Roberto Dante

    Triunfa Correa: Nueva Derrota Internacional de Israel Y Van…

    roberto dante
    Lanús, Argentina – feb 2013 –

    Noticia del día: el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, felicitó a su colega de Ecuador, Rafael Correa, en un mensaje en que señala que su reelección muestra el deseo de los ecuatorianos de establecer un “nuevo orden mundial justo”.
    Recordemos que ya Ecuador e Irán habían ampliado sus relaciones y el propio Ahmadineyad visitó Quito en enero de 2012 dentro de una gira por América Latina, en la que también estuvo en Venezuela, Nicaragua y Cuba.
    Sumemos las felicitaciones de Raúl Castro al mandatario ecuatoriano, por su victoria electoral de este domingo y al comunicado, de la Cancillería de Venezuela la cual expresó: (que la reelección de Rafael Correa) “constituye una victoria de la dignidad del pueblo ecuatoriano y una nueva lección para los poderes fácticos que han fracasado en el intento de obstaculizar su camino hacia la consolidación de la independencia, la soberanía y el buen vivir de todos”. Y la misiva del mandatario nicaragüense Daniel Ortega, donde dice que se “alegra” por “compartir la reafirmación de tu mandato, arropado con tanta fuerza y amor de pueblo”. Sin olvidar el apoyo de Mujica en Uruguay.

    Correa destacó que su triunfo no sólo es importante para la profundización de la Revolución Ciudadana en Ecuador; además, es de suma importancia para la consolidación de la construcción de la Patria Grande en América Latina. Esta “consolidación” no es una mención retórica. Es una clave central para comprender el accionar de Evo Morales (Bolivia), quién tras nacionalizar a la empresa Sabsa (capitales españoles) afirmó, contra las amenazas del gobierno español que “si Bolivia no tiene relaciones diplomáticas con España, las tendrá con los movimientos sociales españoles”.

    Esta unidad Latinoamericana que mantiene, sin confrontarse, a los diferentes proyectos nacionales que se nutren de su multiplicidad cultural, es la que confluye en el apoyo hacia la estrategia de la política exterior del gobierno argentino en dos temas candentes:
    1) Su firme postura para derrotar a los “fondos buitres” en su intento para embargar a la fragata Libertad.
    2) Y el reconocimiento de que la recuperación de las Islas Malvinas es una problemática a resolver por el conjunto de las naciones Latinoamericanas.

    Este recorrido topográfico del peso de la actualidad internacional del camino hacia la Patria Grande en América Latina; en una etapa que podríamos calificar como pre-revolucionaria, es la que inquieta al sionismo israelí. Pues, Irán avanza; mientras, Israel se desorienta.

    La tesis principal del sionismo israelí considera que son “el pueblo elegido por Dios”. Pero en América, como escribió un grande: en “el sur también existe”, esta tesis, ya generó su antitesis.
    Un ejemplo: el canciller argentino Héctor Timerman (de origen semita judío) replicó ante el ataque de la diplomacia israelí, y los dichos de los referentes de las asociaciones sionistas argentinas AMIA y DAIA que, por defender el acuerdo con Irán sobre el ataque terrorista a la AMIA, lo calificaron de “traidor a su pueblo”… “estoy muy dolido”; pero: “Yo pertenezco al pueblo argentino”.

    En la pasada década del 70 nos asustaban con “El peligro chino”. Hoy, en el 2013, crecimos, y no nos asustan con: “el peligró iraní”.-