Denuncia Correa complicidad de tribunal internacional con Chevron

Quito, 20 feb (PL) El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, denunció hoy que la transnacional petrolera estadounidense Chevron utiliza al tribunal de Arbitraje de La Haya, perteneciente al sistema de Naciones Unidas, para que suspenda una sentencia en su contra.

La justicia ecuatoriana, tras un proceso judicial de más de 15 años, emitió una sentencia contra Chevron-Texaco por contaminación ambiental que le obliga al pago de 18 mil 200 millones de dólares favorables a una comunidad indígena afectada por daños causados por esa empresa.

Correa recordó a la prensa extranjera acreditada en Ecuador, que Chevron-Texaco invoca un tratado de protección de inversiones, vigente desde 1998, pero la petrolera abandonó el país en 1992.

En respuesta a una pregunta sobre si Ecuador negará el pago que exige Chevron, dijo que su gobierno adoptará las medidas respectivas y seguirá defendiendo al país con una campaña internacional diciéndole al mundo lo que ha sucedido.

Están queriendo cobrar retroactivamente un tratado recíproco de protección de inversiones, pero el arbitraje de las Naciones Unidas por unanimidad se declaró competente porque (Chevron) perdió un juicio privado contra los indígenas amazónicos, precisó el mandatario.

“Ahora Chevron, agregó Correa, demanda al Estado ecuatoriano en base a un tratado de 1998, cuando la empresa salió en 1992; eso sólo es una píldora, un ejemplo de los abusos que tenemos que aguantar”.

“Juntos pondremos condiciones al capital transnacional”, señaló en mandatario al referirse a América Latina y llamó a la prensa honesta a investigar a Chevron.

Nuestra prioridad es la integración latinoamericana, acotó al expresar su indignación ante el abuso de los tratados de protección recíproca que ponen al capital sobre los Estados.

Recalcó su denuncia al neocolonialismo, “cuando las instituciones internacionales alcahuetean a los atentados de las transnacionales”.

La Corte Judicial de la provincia amazónica de Sucumbíos consideró que la transnacional es culpable de daños ambientales provocados durante su operación entre 1972 y 1990, causante de muertes y enfermedades, y la condenó al pago de la millonaria indemnización.

JH

About these ads

Los comentarios están cerrados.