Bolivia, Evo, la quinua y el conflicto con Chile

Por Héctor Miranda

La Paz, 21 feb (PL) Los bolivianos pudieran asegurar hoy que viven en tiempos de quinua, luego de las actividades en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para darle promoción, pero son otros temas los que centran su atención.

Mientras una parte de la comitiva que acompañó hasta Nueva York al presidente Evo Morales se encarga de promover en Estados Unidos las bondades del llamado Grano de Oro de Los Andes, el mandatario llega a Malabo, en Guinea Ecuatorial, para asisitr a la Tercera Cumbre Sudamérica-África.

Según se ha adelantado a la prensa, Morales espera reunirse con la mandataria brasileña, Dilma Rouseff, quien tambien participará en esa reunión cimera.

Morales quiere dar pasos firmes en cuanto al corredor bioceánico se refiere y antes de iniciar su periplo por Venezuela, la sede de la ONU y Malabo, adelantó la posibilidad de reunirse con su par brasileña para el proyecto de marras.

Sin embargo, el tema de los soldados prisioneros en Chile centra la atención de la opinión pública.

Una comisión de la Asamblea Legislativa Plurinacional se encuentra en el vecino país para analizar la situación de los reos, capturados el pasado 25 de enero por carabineros chilenos.

Los militares Alex Choque, Augusto Cárdenas y José Luis Fernández fueron detenidos cuando perseguían a una partida de contrabandistas en la frontera común y poco después fueron trasladados a una cárcel de máxima seguridad cercana a la norteña ciudad chilena de Iquique.

Los tres guardias esperan una determinación de la justicia chilena, mientras en Bolivia se levantan cada vez más voces en su defensa y, sobre todo, en exigir al gobierno de Sebastián Piñera que los deje en libertad.

Según las máximas autoridades bolivianas -léase el presidente Evo Morales, el vice mandatario Alvaro García Linera, o los titulares de las carteras de Exteriores, Defensa y la Presidencia, Chile viola acuerdos bilaterales y tratados internacionales al retener a los jóvenes soldados.

La víspera, miles de personas marcharon desde el norte y centro de la capital hasta la zona sur, donde se encuentra el consulado chileno, para exigir, por escrito, la libertad de los prisioneros.

Por otra parte, luego de la aprobación en grande por la Cámara de Senadores del Proyecto de Ley Contra la Violencia a la Mujer, el país aguarda ahora por la captura del teniente de la Policía Jorge Clavijo, acusado de asesinar a su esposa, la periodista Hanali Huaycho.

El asesinato de Huaycho conmovió a la opinión pública, que insiste en una norma para ponerle coto a la violencia de género, la cual ha provocado 30 muertes en los dos primeros meses de 2013, según un informe del Centro de Estudios de la Mujer.

Por el momento, los agentes del orden no han dado con el paradero de Clavijo, al cual tienen instrucciones de capturar vivo o muerto, en tanto se espera que para la próxima semana esté listo el proyecto de ley para su promulgación.

JH

About these ads

Los comentarios están cerrados.