¿Es nula la disolución de la URSS?: Desaparece el documento histórico del acuerdo

¿Es nula la disolución de la URSS?: Desaparece el documento histórico del acuerdoEl ex líder de Bielorrusia, Stanislav Shushkévich, denunció la pérdida en los archivos nacionales del original del Tratado de Belovezh, que estipulaba la disolución de la Unión Soviética y fundación de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).El político retirado, de 78 años, fue uno de los seis firmantes. No recuerda si solo había una copia auténtica del tratado o tres, como se suele hacer, para cada uno de los Estados fundadores de la CEI. Pero desde Ucrania y Rusia tampoco han podido confirmar, a nivel oficial, la presencia de los originales.

Solo tenemos una copia compulsada de lo que virtualmente era original”

Shushkévich se preocupó por la ubicación del documento mientras redactaba un libro de memorias. Acudió al Archivo Nacional, luego al Comité Ejecutivo de la CEI (con sede en Minsk desde el momento de su fundación) y al Ministerio de Asuntos Exteriores de Bielorrusia. En ninguno de los recintos lograron localizar el original del tratado.

“Solo tenemos una copia compulsada de lo que virtualmente era original”, respondió el jefe del Depositario documental del Departamento Legal del Comité Ejecutivo, Vasili Astreiko, consultado por la agencia rusa de información Interfax. “No tengo ni idea dónde está el auténtico”.

Dudas

“Hay cierta lógica en que no puedan hallar la auténtica”, considera el historiador y sociólogo Andréi Fúrsov. “Si no había original, tampoco habría el acuerdo de Belovezh y es una noticia buena. Es un pretexto para revisar todo eso en el plano jurídico”.
“Por supuesto, existen las copias de este documento, pero una copia no es nada más que una copia —agrega—. Solo el original tiene un vigor jurídico”.

A juicio del archivista jefe, sin embargo, el hecho de que no haya un original no arrastra ninguna consecuencia jurídica. Astreiko descarta que la pérdida del Tratado de Belovezh invalide la disolución de la Unión Soviética o la existencia de la CEI, el organismo supranacional que, según se expresó el actual presidente de Rusia, Vladímir Putin, había facilitado un “divorcio civilizado” entre las repúblicas integrantes de la URSS.

El tratado fue firmado el 8 de diciembre de 1991 durante una reunión de los entonces presidentes de Rusia, Borís Yeltsin, Bielorrusia, Stanislav Shushkévich, y Ucrania, Leonid Kravchuk, en la reserva natural de Belovezh, con participación de los jefes de Gobierno de los mismos países. Este evento histórico fue uno de los decisorios en el proceso de la disolución del país socialista y hasta el momento ha provocado polémicas en las antiguas repúblicas soviéticas. /RT.com

About these ads

3 Respuestas a “¿Es nula la disolución de la URSS?: Desaparece el documento histórico del acuerdo

  1. benigno gonzalez vi

    interesante los comentarios que mucha sociedad desconose

    • Oscar Julián Villar Barroso

      Así mismo es Benigno, mucha gente desconoce los hechos. Por eso cuando fue presentado en Ruia el material del que comento mucha gente reaccionó con ira al ver que los habían vendido al mejor postor.
      Luego de eso la riqueza de la URSS fue saqueada y enviada a Occidente

  2. Oscar Julián Villar Barroso

    Buenos días.
    Hoy vi la notocia en la prensa rusa y ahora la veo aquí en español y me gustaría hacer un comentario.
    El Tratado de Belovezh, como se le conoce, fue firmado en condiciones excepcionales, en diciembre de 2011, a 20 años de los acontecimientos, en Rusia se presentó un documental en 8 partes del periodista Dmitri Kiseliov donde se reproducían las imágenes de aquel penoso acontecimiento.
    En esas imágenes se veía a un Boris Yeltsin en extremo nervioso obligando a Shushkevich, en calidad de anfitrión, a conducir la reunión. Hoy se sabe que en la frontera polaca, a escasos metros del sitio del convite, se encontraba un destacamento especial que se encargaría de sacar de la URSS a los “líderes” de Rusia, Bielorrusia y Ucrania si fallaban las cosas, esto demuestra que existió desde siempre una conspiración para acabar con la URSS.
    En el propio filme se aprecia a tres hombres, posiblemente ebrios, muy nerviosos, que una vez consumado el hecho inmediatamente llamaron a Bush padre para informarle y no a Gorbachov, que sería el más interesado en saber lo que allí ocurrió.
    Finalmente debo decir que en ese propio año de 1991 se realizó un referendo en la URSS y el 76,4 de los participantes, más del 80% de la población soviética de entonces, abogó por conservar la URSS, por tanto, la firma del Tratado de Belovezh es un acto eminentemente antidemocrático.
    Al propio tiempo se impone señalar, que el Tratado de la Unión de 1922, lo mismo que en las constituciones soviéticas de 1924, 1936 y 1977 se establecía que cvualquier república podía separarse de la URSS, pero ninguna ternía derecho a desmantelar el multinacional Estado como hicieron esos paladines de la democracia y la libertad amparados por el mentor de todos esos valores, el imperialismo.
    En Rusia y en una buena parte del espacio postsoviético cada día se escuchan nuevas voces condenando el acto de traición, que se consumó con la alevosía que suele acompañar a eventos antidemocráticos y anticonstitucionales.
    Que falte el documentico de marras podría ser solo una excusa de quienes pretenden revertir lo ocurrido en el tranquilo bosque de Belovezh