La muerte en los medios y el futuro de la prensa

 Eleazar Díaz Rangel

eleazar-drCuando terminaba el año 2012 se produjeron dos hechos de extraordinaria significación, todavía no leídos en profundidad, sobre el mundo de los medios. Una de las mas prestigiosas revistas estadounidenses, Newsweek, cuando estaba a punto de cumplir 80 años, dejó de circular después de pérdidas anuales estimadas en 30 millones de dólares, y una baja en el tiraje que en los ochenta era de cuatro millones y había llegado a 1.400.000 hace dos años.Este cierre es otra expresión de la crisis mediáticas en ese país, donde en cinco años han cerrado 145 diarios y solo 14 pasaron a la red digital. La Comisión Federal de Comunicación (FCC) reveló que se han perdido 35 000 puestos de trabajo, 18 millones de lectores dejaron la prensa, y entre 2005 y 2010 las pérdidas desbordaron los 23 mil millones de dólares.

Los editores de Newsweek comenzaron a buscar soluciones cuando percibieron la crisis que se les avecinaba, cambiaron su línea editorial para hacerla mas accesible al llamado gran público, “con portadas y contenidos cada vez mas llamativos y superficiales”, lo que afectó su calidad sin ganar lectores. Ahora en enero podrán leer Newsweek Global on line, previo pago del servicio, con personal reducido y sin poner en riesgo la calidad del periodismo, aseguran sus editores.

“Algunos periodistas y expertos en medios de comunicación son escépticos sobre el futuro de esa marca y de otras muchas empresas de comunicación atrapadas en una combinación letal de un modelo de negocios que no se sostiene y otro que no muestra aún un camino claro para la supervivencia”, según resume una investigación de Antonio Caño, corresponsal de El País en Washington.

La extinción de esta revista, ¿confirma la hipótesis de un estudio de una universidad de EEUU -creo que la de Pensilvania-, según el cual un día de octubre de 2040 circulará el último ejemplar de un diario impreso en ese país? Entre tanto, trascienden informaciones sobre las serias dificultades de la prensa en cada vez mayor número de países, y no necesariamente vinculados a la grave situación de la economía europea. Miles de periodistas han quedado desempleados. Las crisis de El País y El Mundo, de España, es buen ejemplo de cuanto ocurre en muchos medios. Y sin embargo, Walter Buffet, tercero en la lista de los multimillonarios del mundo, con más de 50 mil millones de dólares, está comprando periódicos como si estuviese enterado de que algo bueno pasará, pero nadie sabe la verdad de estas compras, si es que no son una manera de echar dinero en saco roto.

La otra muerte

Veamos el nuevo hecho significativo. La noticia la ofreció hace poco la agencia EFE desde Nueva York: La desaparición del periódico The Daily “menos de dos años después de su lanzamiento a bombo y platillo como el primer gran diario diseñado exclusivamente para la tableta electrónica iPad plantea nuevas dudas sobre hacia dónde debe orientarse la prensa escrita”.

El mismo despacho explica que el fracaso de ese ensayo “…es simplemente un recordatorio de que en el mundo digital postimpreso, el poder ha pasado de los editores a los consumidores”. Según el editor jefe del portal especializado Mashable, Lance Ulanoff; los lectores de noticias en Internet crean sus propios periódicos a base de retazos de diferentes diarios en múltiples plataformas, por lo que el pecado original de este periódico fue precisamente estar disponible solamente para el iPad durante su primer año de vida, y auque después amplió ese espectro, no tuvo una audiencia suficiente para convertirse en un negocio sostenible a largo plazo, reconoció el magnate de medios Rupert Murdoch, cuando anuncio su cierre. The Daily alcanzó 100 mil suscriptores, pero se estima que necesitaba el doble para estabilizarse.

La agencia EFE cierra así: “Sea cual sea la razón de la rápida desaparición de The Daily hace evidentes las dificultades que afrontan los medios de comunicación para encontrar nuevas vías para ser rentables y complica el nacimiento de más iniciativas que busquen delinear el camino hacia el que debe dirigirse la prensa escrita”.

Últimas Noticias

En el caso de Venezuela, Últimas Noticias conserva su alta circulación y credibilidad, mientras varios diarios de América Latina han desaparecido (el último fue La Nación, de Chile), y la mayoría ha visto disminuir su circulación, como es el caso de El Tiempo, de Bogotá y Clarín, de Buenos Aires, que de 400 mil ejemplares en 2007 bajó a menos de 300 mil el 2011, y su dominical se redujo de 800 mil a 600 mil, según el Instituto de Verificación de Circulación (IVC).

No obstante esa circunstancia que lo convierte en el diario más leído en Venezuela, los propietarios de la Cadena Capriles han instalado en sus nuevas edificaciones una Redacción Unificada con las tres marcas, el portal, y sus redes sociales, con las más altas tecnologías, que revelan cómo miran al futuro sin abandonar el presente de los medios impresos. El vicepresidente de la Cadena, Ricardo Castellanos, opina que “se ha colocado a los Directores y a todo el plantel de periodistas de esta redacción única frente al enorme reto de la transformación para que a la vuelta de muy pocos años la Cadena Capriles sea una empresa de medios multimarca y multiplataforma capaz de enfrentar con éxito y viabilidad económica el cambio de paradigmas que hoy vive la industria”.

Al final, serán los lectores y anunciantes los factores fundamentales de su crecimiento y del futuro de los cambios que se adelantan.

About these ads

Los comentarios están cerrados.