La CIA planifica el magnicidio del presidente de Ecuador, alerta periodista chileno Patricio Mery

Andrés Reliche y Luis Padilla El periodista chileno Patricio Mery alerta de planes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para asesinar al presidente ecuatoriano Rafael Correa, como resultado de haber cerrado una Base Militar estadounidense que existía hasta el 2009 en Manta; y por haber otorgado asilo al comunicador australiano Julian Assange.El periodista llegó a Quito para presentar su investigación ante el canciller Ricardo Patiño y la prensa local. Otorgó una entrevista a la Agencia Andes en la que retrata detalles de su trabajo que demoró cinco años.

Su investigación abre varias aristas para continuarla desde el oficio periodístico, indaga en las relaciones de altos funcionarios chilenos con la CIA y pone en escena que el guión se repite en varios países de la región. Agencia Andes reproduce íntegramente la entrevista con el periodista, pero pone, post edición, intertítulos para ubicar mejor sus diferentes temáticas.

- ¿Qué sabe y cómo lo supo?

- Aquí hay un plan de la CIA en concordancia con algunas autoridades del gobierno chileno, en donde se está ingresando droga por el paso Colina, casi 200 kilos de cocaína al mes, con el fin de generar dinero negro: llega a Chile, se va a Europa a Estados Unidos se genera este dinero, una parte se queda en Chile y según me han dicho fuentes ese dinero tiene la finalidad de desestabilizar al gobierno del presidente Correa.

Esto tiene varios hechos que comprueban esta acción: uno es que se realizó la denuncia respectiva en mi país, a través del inspector Fernando Ulloa, que se reúne con el ministro del Interior de esa época, Rodrigo Hinzpeter, le pasa una carpeta con todos los antecedentes donde estaban involucrados altos jefes de la PDI (Policía de investigaciones) en el narcotráfico, entre ellos Luis Carreño, a quien sindicamos como un agente de la CIA y que actualmente es el   prefecto inspector de la zona de Arica, es parte del alto mando de la PDI. La única medida que se genera es que fue separado de la institución Fernando Ulloa, quien hace la denuncia.

 El inicio de la investigación

- Ahí comenzamos a sospechar y un agente de la ANI (Agencia Nacional de inteligencia) nos confirma que ese narcotráfico lo que buscaba era generar un plan de desestabilización del presidente Correa por dos motivos, porque había cerrado la Base de Manta y porque había otorgado asilo a Julian Assange, desde esa perspectiva se transforma en un objetivo de la CIA, entendamos que la CIA es un gobierno paralelo al norteamericano, ellos tienen sus propias reglas.

- ¿Cómo lo supo?

- Una parte de las fuentes  me permitieron revelar sus nombres. Mis fuentes son: Héctor Guzmán, Fernando Ulloa, hay un tercer miembro de la Policía de Investigaciones que todavía no voy a decir su nombre porque corre peligro su vida en Chile y hay una cuarta fuente que es el agente de la ANI; a ello se agregan antecedentes históricos, documentos, hechos comprobables como la reunión que se sostuvo con el ministro Rodrigo Hinzpeter, que es el ministro de Defensa actualmente en mi país.

El ministro Hinzpeter estuvo involucrado en cuatro “montajes” en Chile: Un caso que lo vincula directamente con la CIA, que es donde un ciudadano paquistaní llamado Saif Khan, a quien lo llaman a la embajada norteamericana y le dicen que le van a dar trabajo. Lo dejan encerrado en una pieza y entra el GOPE (Grupo de Operaciones Policiales Especiales)  y lo toma detenido. El tipo no entiende nada, es paquistaní y con suerte habla inglés. Lo acusan de tener trazas de TNT (explosivos) o sea como que había entrado una bomba a la embajada.

Esa operación fue coordinada por un agente de la CIA llamado Stanley Stoy, que ordena a la Policía de Investigaciones hacer un allanamiento a la casa de Saif Khan, lo que es paradójico porque una Policía Nacional no puede recibir órdenes de una policía extranjera. Luego se descubrió que el joven Saif Khan no tenía nada que ver con lo que se le estaba acusando, pero era una operación para justificar la lucha contra el terrorismo en el mundo tenemos un cuadro en Chile donde podemos ver que las altas autoridades están vinculadas a la CIA y a la ultraderecha norteamericana.

 Otros montajes

- Rubén Ballesteros es el presidente de la Corte Suprema, que era el juez que participó en los Consejos de Guerra de la dictadura de Augusto Pinochet, y mandó a fusilar personas; él está acusado de violación a Derechos Humanos y tiene nexos directos con la ultraderecha de Estados Unidos.

Sabás Chaguán es el Fiscal Nacional, es el jefe del Ministerio Público y es quien debe investigar los delitos. Tiene una estrecha relación con el FBI a través de un convenio después de lo de Saif Khan donde crean un programa llamado LEO, que permite a los norteamericanos obtener cualquier información de los ciudadanos chilenos. Si lo sabe el FBI lo sabe la CIA.

Recibió órdenes de la embajada norteamericana para crear estos “montajes”. Con todo lo que he dicho, más las fuentes y documentos y hechos concretos, hay un marco que nos permite decir que la CIA está coordinando acciones políticas desde Chile hacia el extranjero.

 La droga financia la campaña de desestabilización

- Nuestras fuentes precisan que el tráfico de drogas tenía como finalidad desestabilizar al gobierno del presidente Correa, incluso asesinarlo, ¿por qué? Porque cuando un presidente pasa en un mes del 60 por ciento de favorabilidad pública al 80%, según las encuestas que salieron ayer;  y que al parecer gana las elecciones caminando, la única manera de sacarlo del camino es generando un magnicidio.

Yo no acuso al gobierno norteamericano, pero sí me parece sospechosa la actitud de la CIA  y tenemos las pruebas para definir los vínculos de la CIA con el gobierno de mi país. El presidente Sebastián Piñera es hijo de José Piñera, que fue embajador en Estados Unidos. También es hermano de José Piñera, que fue ministro de Pinochet.

 El poder chileno y la CIA

- En 1980, el presidente Piñera quiebra al banco de Talca cuando era gerente, hace un desfalco y debía de estar preso. No se ha investigado la participación de la CIA en este proceso, pero la información que manejamos es que al presidente Piñera lo sacaron del país por casi un año para que no tuviera que responder ante la justicia. El padre del presidente tuvo siempre vínculos con Estados Unidos y con la CIA.

Ahora tenemos todos los elementos, por lo menos hasta un 90% de seguridad de que existe un proceso de desestabilización permanente en contra del presidente Correa, porque cierra la base de Manta y por dar asilo a Julian Assange, pero no es por un tema político sino comercial, porque la CIA trafica droga, y lo hace mediante la PDI chilena, y ya di un nombre, Luis Carreño y cuando uno se mete en el bolsillo de un empresario, aunque sea un empresario ilegal, se molesta y busca represalias.

 El modelo se repite

- Hay un esquema que la CIA hace para desestabilizar a los gobiernos: una semana antes de que asuma el mandato el presidente Salvador Allende asesinan al comandante en jefe del Ejército, René Schneider; este crimen fue perpetrado por la CIA, lo dicen los cables desclasificados, donde aparece una conversación entre Richard Nixon y Henry Kissinger, donde asumen toda la responsabilidad de la muerte de Schneider.

Después entregan tres millones de dólares al diario El Mercurio, de Agustín Edwards Eastman, que se ha prestado para todos los montajes. Durante la dictadura decían que no había detenidos desaparecidos, negaban que se violen derechos humanos. Ahora, todos los días, hay una nota en contra del presidente Correa o el presidente Hugo Chávez.

El exdirector de la PDI, Arturo Herrera fue vinculado con un caso de pedofilia, como cliente de una red de explotación sexual infantil. Después de ello le nombran subdirector de Interpol, ¿cómo una persona acusada de pedofilia termina siendo subdirector de Interpol?

A él le encargaron desestabilizar el gobierno de Hugo Chávez, ¿cómo lo hizo? Armando una serie de montajes que vinculaban a Chávez con las FARC; luego vinculan a Correa con las FARC, para terminar vinculando al partido comunista de Chile, en particular a Guillermo Teillier y Lautaro Carmona, diputados de Chile, vinculados como miembros de las FARC. Es decir que usaron el mismo argumento en Venezuela, Ecuador y Chile.

 La base norteamericana en Chile forma soldados en tortura y guerra interna

- Nuestra impresión es que con el cierre de la Base Militar en Manta cambian su ubicación geopolítica de Ecuador a Chile, donde tenemos una base norteamericana, en Concón, el Frente Aguayo, en la quinta región. Ahí nuestros soldados reciben instrucción de los marines de Estados Unidos, en guerra interna, en torturas, lo mismo que se hacia en la Escuela de Las Américas hoy se hace en Chile.

Creo que he dado suficientes antecedentes para comprobar los nexos entre la CIA y las instituciones de Chile.

-Se suponía que la Base de Manta era para combatir el narcotráfico de los norteamericanos…

- Es importante que investiguen cuánto subió o aumentó la droga requisada desde que salió la base. No significa que haya aumentado el narcotráfico, sino que antes estaba encubierto por los norteamericanos.

Yo no digo que el Fuerte Aguayo tenga como opción limpiar el narcotráfico, eso lo hace la PDI. Lo que hace el Fuerte Aguayo es preparar a nuestros soldados para una guerra interna, que es perseguir a los opositores a modelos neoliberales, activistas, periodistas, a oficiales que hacen denuncias de narcotráfico.

Otros antecedentes históricos del mundo: Irán-Contras, en Nicaragua y sus 14 invasiones que tuvo ese país; Chile en el Golpe a Allende; Afganistan, donde se prohibió la producción de opio y heroína, cuando entran los norteamericanos se aumenta esa producción en 60% de la producción mundial de heroína. Hay una relación entre la presencia militar estadounidense y el aumento del narcotráfico.

- ¿Por qué entregar esta información al Canciller Ricardo Patiño?

- Yo no soy quién para calificar qué funcionario es más competente para manejar esta información. Fui invitado por el canciller Ricardo Patiño, en una visita oficial. Lo que él haga con esta información es pan del Gobierno ecuatoriano. Yo confío en el criterio del canciller. Después de que nos reunimos él lanzó un Twitter dando mayor validez a lo que le había mencionado, por lo tanto entiendo que para él es un tema delicado y lo toman con veracidad.

- ¿Qué tiene que ver la oposición política en ciertos hechos como la narcovalija?

- No conozco el plan de la prensa opositora al respecto. Sí conozco un dato interesante: Esa valija que salió tenía un sello chileno, un sello oficial. Los chilenos somos muy burocráticos, robarse un sello formal es más complicado que robarse una minería, por lo tanto alguien del Gobierno chileno pasó ese sello y se prestó para esa operación, porque de esa forma blanquiaban que saliera con un sello chileno y que llegara mágicamente, era como marcar esa valija. Yo tengo la impresión de que esto fue un montaje de la CIA y ahí está involucrado el gobierno chileno.

Esa prensa debería entrevistarme, yo les voy a preguntar por qué no publican o investigan eso de la valija. Esto pudiera ser una acción más en el proceso de desestabilización del presidente Correa.

- ¿Qué preguntas quedaron sueltas de la investigación?

- Con lo que nos propusimos estamos satisfechos. La pregunta del millón de dólares es saber cómo, cuándo y dónde la CIA va a atentar contra el presidente Correa.

Yo creo que los periodistas independientes tenemos que estar muy alerta, que tengamos la capacidad para observar y detectar cualquier cosa sospechosa de una campaña de montaje. Esas campañas siempre vienen con noticias falsas, se involucra una familia, un tema de pedofilia, de lio de faldas, es cosa de ver el guión, se repite, al mismo Julian Assange lo tienen investigando por una “violación con permiso”.

La información y el contenido multimedia, publicados por la Agencia de Noticias Andes, son de carácter público, libre y gratuito. Pueden ser reproducidos con la obligatoriedad de citar la fuente./andes/

About these ads

Una respuesta a “La CIA planifica el magnicidio del presidente de Ecuador, alerta periodista chileno Patricio Mery

  1. Eduardo.- Sydney.-

    Lo que ha revelado el periodista chileno Patricio Mery es impactante; pero, lo más grave, según su investigación, es enterarse que el gobierno de Chile esté involucrado en estos delitos a nivel internacional. La gran mayoría de los chilenos, sabemos o percibimos, el tipo de entramado mercantil, y político en que se desenvuelven las actuales autoridades. Fundamentalmente, el ex ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter, un judío de extrema derecha que hizo su Servicio Militar en Israel por tres años, y que mantiéne estrecho contacto con la embajada de aquel país. Ahora, este tenebroso Fouché, migró al ministerio de Defensa. Es un personaje siniestro y peligroso pero, no es el único. Estamos acostumbrados a ver montajes al interior del país contra el pueblo Mapuche, estudiantes, okupas, y trabajadores. Pero, el trabajo de estos “hijos de Pinochet” en el exterior conjuntamente con la CIA contra un país hermano, demuestra en forma fehaciente, que aprendieron muy bién las enseñanzas de su mentor. Como chileno siento vergüenza, e indignación.-