¿Qué sabes del Tea Party?

tea-partyNéstor García Iturbe

La pregunta es escalofriante, sobre todo si el que la realiza, como fue en este caso, es un compañero que ha estado trabajando sobre Estados Unidos durante más de cuarenta años, tiene un amplio conocimiento de dicha nación, cuenta con mi total respeto y lo considero un experto y analista de alto calibre.Su preocupación estaba fundamentada en que muchos que se dedican al estudio y análisis de Estados Unidos hacen referencia frecuente al Tea Party, sobre todo durante estos trajines electorales y quizás no tengan todo el conocimiento necesario sobre dicha organización. Es decir, que se limitan a repetir lo que oyen en la prensa estadounidense, muchas veces sin saber adecuadamente de que están hablando.

Mi respuesta fue inmediata. “Camilo, te contestaré con esa famosa frase que ha sido repetida millones de veces. Solo sé que no sé nada”.

Acompañando a esa respuesta, expresada con total sinceridad, le prometí que estudiaría el asunto y la próxima vez que conversáramos, seguramente la respuesta sería distinta.

Para los que dominan perfectamente qué es el Tea Party, les recomiendo no perder tiempo con este artículo y dedicarse a otro asunto más productivo. Los que como yo, han repetido el estribillo, sin tener al menos un mínimo conocimiento sobre lo que están hablando, presentaré un resumen sobre este movimiento, ya que es bastante la información que puede obtenerse en relación con el mismo. Espero que el resumen les sea instructivo.

La propia organización se denomina “Tea Party Movement”, es decir que ellos mismos no se consideran un partido. Si tratamos de traducir adecuadamente el nombre de la organización, debemos recordar que existen palabras cuya utilización puede implicar distintos significados, sobre todo en el idioma inglés.

En ocasiones se ha traducido la palabra “Party” como “partido”, otras veces como “fiesta” y casi nunca como “grupo, pelotón, destacamento” que en mi criterio es el verdadero significado con que se utiliza en esta oportunidad. Algunos lo traducen como “motín”.

Este movimiento está inspirado en el llamado “Boston Tea Party”, acción desarrollada en 1773 por un grupo de revolucionarios que haciéndose pasar por indios, como protesta contra los impuestos que Inglaterra había fijado sobre el té, abordaron las naves fondeadas en el puerto de Boston y tiraron al mar el cargamento de té que estas traían. Por eso considero que la palabra “party” debe traducirse como “grupo o destacamento”. El Grupo del Té.

En sus propios documentos se plantea que el Tea Party es “un movimiento popular, que se mantiene alerta ante cualquier asunto que ponga en peligro la seguridad, soberanía, o tranquilidad doméstica de nuestra amada nación, Estados Unidos de América. Desde su origen, el Tea Party representa la voz de los propietarios de Estados Unidos: We the people.”

Un movimiento popular, alerta ante los peligros que pudieran atacar a Estados Unidos, que representa la voz de los propietarios del país, el pueblo. Hasta aquí va bien.

Se plantea en dicho documento que “El Tea Party incluye aquellos que defienden con fuerza los valores Judeo-Cristianos reflejados en los documentos fundacionales de la nación”. Aquí ya comienzan las exclusiones, sobre todo a los que no profesan ni coinciden con los valores judeo-cristianos.

En ese propio párrafo, al final se plantea que, “estos sentimientos y creencias llevan a la creación de un Tea Party modernizado, acorde a la situación actual. Muchos republicanos, demócratas, libertianos e independientes, se identifican por igual con los principios establecidos por el Movimiento Tea Party, que proclama el verdadero espíritu americano”.

Bueno, según las aspiraciones de los que escribieron este documento, en el movimiento pueden ingresar republicanos, demócratas, libertianos e independientes, es decir que no se concibió como un movimiento que funcione solamente dentro del partido republicano.

“Apoyamos nuestra Constitución, intrínsecamente conservadora. Somos un faro para las masas que han perdido su camino, una luz que ilumina el sendero de las intenciones originales de los Padres Fundacionales. Debemos crear un coro de voces para declarar que América debe mantenerse en los valores que nos hicieron grande. Solamente así el ciego político podrá ver y el sordo oír.”

Aquí, además de proclamarse como un Movimiento netamente conservador, se autoproclaman seguidores de las verdaderas intenciones de los Padres Fundacionales y partidarios de los viejos valores de Estados Unidos. Creo que esta imagen del Tea Party ya la teníamos en cierto grado, el corte conservador del movimiento.

El Movimiento ha declarado tener 15 principios no negociables, los cuales considero importante conocer para poder evaluar el nivel de conservadurismo existente en aquellos que se unen al mismo. Los puntos son:

1-Los inmigrantes ilegales están aquí ilegalmente.
2-El empleo total domestico es indispensable.
3-Es esencial tener unas fuerzas armadas fuertes.
4-El interés especial debe ser eliminado.
5-La propiedad de armas es sagrada.
6-El gobierno debe ser reducido.
7-El presupuesto de la nación debe estar balanceado.
8-Deben terminar los gastos que provocan el déficit.
9-Los planes de financiamiento y estímulo son ilegales.
10-Deben reducirse los impuestos personales sobre ingresos.
11-Es necesario reducir los impuestos a los negocios.
12-Cualquier ciudadano podrá ocupar un cargo público.
13-Las intrusiones gubernamentales deben cesar.
14-Se requiere que el inglés sea el idioma preponderante.
15-Se promoverán los valores familiares tradicionales.

En la mayoría de estos principios se pone de manifiesto, nuevamente, el carácter conservador del Movimiento. Sin embargo, no debemos dejar de reconocer que algunos de los mismos pueden ser atractivos para muchos estadounidenses que se sienten aplastados por los sucesos que diariamente salen a la luz pública en Estados Unidos.

Dentro de la proclama se plantea que este es un movimiento para “jóvenes y viejos, ricos y pobres, patriotas de todas las razas y antecedentes que deben comenzar a manifestarse con fuerza… y que deben proclamar. Debemos recapturar nuestra nación”

Al menos, por lo que aquí se dice, la aspiración no es a formar un movimiento de blancos, jóvenes y de buena posición económica, sino algo más amplio que incluye entre otros a todas las razas. Recuerden que en los 15 principios no hay ninguno dedicado a las razas.

Como es natural, en una proclama como esta, de corte totalmente conservador, donde se trata de fortalecer el sentimiento nacionalista, no podía faltar la referencia al socialismo y la izquierda, elementos totalmente opuestos al conservadurismo y abiertos a nuevas perspectivas que reflejan lo mas puro y crítico de las necesidades del pueblo estadounidense.

Sobre este asunto plantea el documento del Tea Party,
“A pesar de la continua posición de odio ridículo proveniente de socialistas e izquierdistas, mantendremos nuestras posiciones, día a día, mes a mes y año por año. Nosotros no claudicaremos.”

Dentro del Movimiento Tea Party existe una categoría que se denomina “La Guardia del Tea Party”. Para pertenecer al mismo la persona debe pagar $29.11 dólares mensuales y sumarse a todas las campañas que organiza el Movimiento.

El Movimiento cuenta con un grupo de estaciones de radio en todos los estados de la nación en lo que se denomina “Tea Party Radio Network”, este lo forman más de 70 estaciones, pues en algunos estados tienen dos y hasta tres estaciones de radio.

Algunos comentarios realizados sobre el Movimiento Tea Party lo describen de esta forma:

“El Tea Party recoge inquietudes profundas de una parte de la población -sobre el papel del Estado en la economía, sobre la identidad estadounidense, sobre las incertidumbre económicas- y retoma una tradición arraigada en EE.UU. de rechazo a las elites políticas e intelectuales. Segunda constatación: en un ambiente de crisis y desencanto con Obama, el Tea Party ha pulsado las teclas adecuadas del descontento. El martes, cuatro de cada diez votantes expresaban simpatías por el movimiento, según los sondeos a pie de urna. Y tercera constatación: el Tea Party ha definido el terreno de debate, ha obligado a los republicanos a asumir un programa de austeridad fiscal, y ha expulsado de la vida política a los conservadores pactistas o moderados.”

Otro comentario.

“Se trata de la deuda. Es un movimiento preocupado de qué estemos heredando y dejando en herencia a nuestros hijos y nietos, esa deuda”, aseguró el senador, para quien la corriente promueve “un castigo para ambos partidos”. Sobre el gasto público el senador recordó que los demócratas siempre rechazan “reducir el gasto doméstico”, mientras que su partido se niega a tocar el presupuesto de defensa, y apuntó que ésta es una tendencia que los republicanos deben cambiar si quieren reducir el gasto público.”

Bueno, ya tenemos una idea de lo que representa el Movimiento Tea Party y sus objetivos, lo cual no quiere decir que tengamos la verdad absoluta, ni la percepción de las grandes masas del pueblo estadounidense sobre esta organización, que muchos ven con justificado recelo.

Debemos recordar que el papel aguanta todo lo que le pongan y que de lo prometido a lo cumplido puede haber una gran diferencia.

Remember Obama.

 

 

 

About these ads

Los comentarios están cerrados.