J.J.Rendón, asesor de la guerra sucia

En Miami, en la Universidad de La Florida, International University, donde se especializan en Crisis Políticas y “Eventos”, situaciones de previsibilidad, se fue a estudiar un día Juan José Rendón, el experto en guerra sucia que se buscó la oposición.Nació en 1964 en Venezuela, se formó, como buena parte de su generación caraqueña de clase media, en la “cultura del este” de la ciudad, y en Estados Unidos donde pasa buena parte de cada año, vinculado a grupos de trabajo político de la conservadora universidad de donde salió.

Uno de los países en crisis, que ellos llaman “estado fallido”, sobre el que trabajaron sus grupos de estudio fue Haití, de la mano de otro experto, Richard Olson, profesor de la FIU.

A los 47 años, ha sido asesor de estrategia en 22 procesos de votación (elecciones y referéndum). Y dice que ha sido exitoso en unas 20, por lo cual en EEUU le concedieron el premio Victory Awards en 2011, del Instituto de Comunicación Política, de Washington. Sin embargo, aquí en Venezuela no ha pegado donde fracasó asesorando en el referendo revocatorio.

Controversial hasta en la hoja de vida que presenta, Rendón apunta entre sus exitosas experiencias haber trabajado en la campaña electoral que llevó a la Presidencia a Carlos Andrés Pérez en 1989 y al expresidente Rafael Caldera en 1994, pero hay quienes no le dan esos créditos.

CLÍNICA DEL RUMOR

Entre las especialidades que ofrece Rendón en su página web dispone de asesorías en “Clínica de Rumor” para: “Previendo medios críticos adversos a una personalidad pública (…) creamos un sistema preventivo para la desactivación o compensación de rumores que permite corregir situaciones desestabilizadoras”.

Precisamente, una de las “asesorías” por la cual Rendón se hizo conocer fue como impulsor de la matriz de supuesto fraude electoral, luego del revés opositor en el referendo revocatorio de 2004.

Ese año decidió mudarse de forma definitiva a Miami, el asesor pasa meses entre Bogotá, Ciudad de México, Caracas y Buenos Aires, donde se reúne con organizaciones de la nueva derecha latinoamericana.

Sus últimas asesorías incluyeron servicios a la campaña presidencial de Juan Manuel Santos en Colombia y de Porfirio Lobo, en Honduras, por quien fue posteriormente condecorado.

Así mismo, Rendón anunció en noviembre pasado una visita a Trípoli para trabajar de la mano con el nuevo Gobierno libio. “Me interesa la construcción de la democracia en Libia”, puntualizó.

Amante de los sables samurai y las filosofías orientales, Rendón sostiene que “nunca en una campaña se debe atacar de frente, debe ser por los costados, en forma sinuosa y muchas veces indirecta”, un conocimiento que toma del estratega chino Tung Tse, con el cual se siente identificado.

Recientemente, defendió la fama que le precede como consultor político de campaña negra: “Si los periodistas hacen su trabajo, yo hago el mío. El tuyo (el de la periodista) es el de la información veraz, y yo estoy en el negocio de que el tipo no gane. Y si tengo papeles e información, sustentados y objetivos, me le voy al cuello y lo hago trizas. De eso no te quepa la menor duda”, aseveró en una entrevista con la periodista, Maria Jimena Duzán, de la revista Semana. Al preguntarle si consideraba ético su comportamiento respondió: “eso de la ética es para los filósofos”.

Un consultor perjudicial para sus clientes

Rendón no ha negado su interés por los comicios del próximo 7 de octubre, señalado como el creador de la iniciativa de debate entre los pre candidatos opositores, antes de las primarias de febrero pasado, Rendón indicó que ha mantenido contacto con todos los sectores opositores de la Mesa de la Unidad Democrática.

“Soy un venezolano al que le duele el país, estoy a la orden. Quiero ser útil, si me lo permiten”, declaró en una entrevista para el diario El Nacional.

Luego de las primarias, este asesor que algunos señalan como principal responsable de la victoria de el exmandatario Álvaro Uribe y del actual presidente colombiano Juan Manuel Santos, señaló que estaría dispuesto a contribuir en la campaña de Henrique Capriles Radonski. No obstante, una vez se corrió la voz sobre su posible asesoría, el propio Rendón negó cualquier participación directa en la campaña de Capriles.

Pero, el mismo Rendón recomienda en su página web http://jjrendon.com/capacitacion.html: “no resalte la presencia del consultor si esto es perjudicial para la campaña”.

“Quizás esta sea la última oportunidad (de la oposición)”

El pasado 22 de septiembre de 2011 Rendón declaró al periódico cubano-estadounidense El Nuevo Herald que las próximas elecciones presidenciales del 7 de octubre podrían ser el último cartucho de la oposición para llegar al poder.

“La oposición debería entender que quizás esta sea la última oportunidad”, señaló J. J. Rendón al reconocer que los partidos de la oposición, aglutinados bajo la Mesa de la Unidad (MUD), carecen de tiempo y estrategia para posicionar una alternativa política en el electorado venezolano.

Adicionalmente, el asesor señaló que la oposición empezó “con mal pie” su campaña electoral.

Rendón esgrimió que los partidos opositores sufren de “una sobredosis de triunfalismo y confianza”, que hacen aún más difícil una posible asesoría política efectiva para conquistar el voto tanto de los sectores que no se identifican con el mensaje de los partidos tradicionales como del chavismo.

Experto en moldear mensajes utilizando técnicas, instrumentos y conocimientos de la psicología, Rendón planteó la necesidad de crear una campaña basada en criticar la gestión gubernamental.

“Lo que toca es despertar a los chavistas de esta fantasía, de esta ilusión, de esta histeria (…) y hacerles ver que si bien ellos creyeron en el discurso de Chávez al inicio, después de 13 años podríamos pensar que en el mejor de los escenarios Chávez es un buen intencionado inepto”, declaró.

EL ATAQUE POR LAS TRES ESES

Según medios colombianos, este tipo de sugerencias fueron utilizadas durante las asesorías prestadas por Rendón para difamar a los excandidatos presidenciales de este país, Rafael Pardo Rueda (liberal) y Carlos Gaviria (Polo Democrático).

Sostiene la teoría de Rendón, que los candidatos en una campaña política pueden ser atacados en las llamadas tres eses: sexo, sueldo y salud, lo que trae a colación la reciente campaña emprendida por sectores opositores contra temas sensibles para la población como la calidad del agua, además de los ataques cuestionando la salud del presidente Chávez emprendidos en julio pasado por diversos partidos opositores y medios de comunicación./YVKE

 
About these ads

Los comentarios están cerrados.