Arrecia campaña mediática contra Siria

Por Luis Beaton

Damasco, 21 jul (PL) Autoridades sirias informaron hoy sobre la salida al aire de un canal pirata que transmite canciones patrióticas y utiliza el patrón del sistema televisivo satelital del país, lo que consideran parte de la campaña mediática.

Al alertar a la población sobre esta acción, el Ministerio de Información alertó que en cualquier momento podría aparecerse en las mismas frecuencias de los canales nacionales en caso de que se corte su señal como dispuso la Liga Árabe a través de las empresas Nilesat y Arabsat.

El ministerio señaló en un comunicado que las televisoras nacionales se distinguen por su programación y presentadores conocidos, y este canal o cualquier otro no tiene nada que ver con los medios de comunicación nacionales.

Esta acción constituye, una piratería mediática descarada, reiteró el Gobierno en esta capital.

En la primera quincena de julio, la Red Voltaire y otros medios de prensa alertaron sobre el probable inicio de una guerra mediática contra el pueblo de esta nación levantina para apoyar las acciones de las bandas armadas y alentar la intervención externa.

La denuncia abordó la amplia madeja preparada por expertos en desinformación de Estados Unidos, Francia e Israel, entre otros, para recrear a través técnicas muy modernas, una situación de guerra, cuyos componentes serían elaborados en laboratorios en Catar y Arabia Saudita.

Esta semana Voltaire denunció que los combates en Siria entre rebeldes y el Gobierno que todo el mundo ve en la televisión son grabados en Catar y en la cercanías de Doha, su capital, se preparaban decorados que simulan ser edificios gubernamentales sirios para rodar y filmar falsos enfrentamientos.

Con anterioridad, medios de prensa, incluido The New York Times, publicaron declaraciones de un experto estadounidense que recorrió la región durante tres meses para concretar estos preparativos, en las cuales reveló la existencia de filmaciones de varios centros neurálgicos de Damasco y centenares de vistas que serían trucadas.

Durante estos días aparecieron en varias zonas de Damasco, rebeldes disfrazados de miembros de la Guardia Republicana que se hacían pasar por soldados del régimen, en momentos en que tenía lugar una ofensiva gubernamental contra las bandas.

En los planes descubiertos en junio se hablaba de transmitir imágenes preparadas sobre la fuga del presidente Bashar al-Assad, la huida de sus ministros y el pueblo asaltando instalaciones y edificios gubernamentales.

El viernes, algunos medios occidentales lanzaron campanas al vuelo sobre la presunta renuncia del presidente al-Assad, algo desmentido por las autoridades sirias como parte de una manipulación contra el país.

JH

About these ads

Los comentarios están cerrados.