Domingo 17 de junio: Nos vemos en la Plaza El Venezolano para celebrar la Victoria de los indignados de Grecia, Europa y el mundo

“Aterrorizad a los terroristas este domingo con vuestros votos”, ha afirmado Alexis Tsipras: líder de SYRIZA y virtual Primer Ministro de Grecia

Grecia17-JAutoconvocatoria para celebrar el Voto como ejercicio Movilizador, Decisorio, Constituyente y de Cambio Revolucionario

Por esta vía que nos facilita aporrea.org, llamamos a todos los medios alternativos a extender esta invitación para autoconvocarnos. La iniciativa es concentrarnos todas y todos los que luchan por desterrar el capitalismo del mundo.  A manifestar a partir de las 10:00 am, en la Plaza el Venezolano, contigua a la Casa de Bolívar, nuestra solidaridad y acompañamiento al Pueblo Explotado de Grecia, quienes van a un ejercicio comicial que se puede convertir en una feliz conmoción revolucionariaque tendría  impacto en toda Europa y a nivel internacional. A establecer contacto con la Embajada en Grecia para conocer el desarrollo de este inédito proceso electoral, donde la Coalición de la Izquierda Radical antiausteridad (SYRIZA) se ha convertido en el favorito de los pueblos del mundo que luchan contra la estafa capitalista.

A continuación invitamos a leer el siguiente reportaje, para conocer el alcance del fenómeno político en que se ha convertido la Coalición de la Izquierda Radical antiausteridad (SYRIZA):

Yorgos Mitralias: “Syriza derogará los planes de austeridad”

15 de junio por Enric Llopis

El próximo 17 de junio se celebran elecciones en Grecia. Pero en juego hay mucho más que una mera convocatoria electoral. Grecia se ha convertido en un laboratorio tanto para la implementación de políticas de austeridad y recortes sociales, como para las respuestas populares y las soluciones alternativas al neoliberalismo. De hecho, si en los comicios obtiene la victoria Syriza –la izquierda radical- “la primera medida que adoptará será la derogación de los planes de austeridad”, ha afirmado el periodista y miembro fundador de la Campaña por la Auditoría de la Deuda Pública en Grecia, Yorgos Mitralias.

Como uno de los iniciadores del “Espacio de Diálogo y Acción Común” que dio lugar a la creación de la coalición Syriza, y en calidad de miembro del “Comité contra la Deuda-CADTM de Grecia”, Yorgos Mitralias ha participado en Valencia en el acto de presentación de la “Plataforma por la Auditoria Ciutadana del Deute del País Valenciá”, donde ha analizado las posibles implicaciones que tendría un triunfo electoral de la coalición Syriza dentro de seis días.

Merkel, Hollande, Obama, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional: todos ellos están utilizando los medios a su alcance, según Mitralias, para impedir una victoria de la izquierda radical que implique un giro a las políticas de ajuste salvaje que se ceban actualmente con la población griega. “Tienen miedo de que se produzca un contagio, que Syriza impulse un cambio que sirva de ejemplo para otros países”. Por eso, añade el periodista, “una derrota de la izquierda radical en Grecia lo será también de todos los trabajadores de Europa”. ¿En qué contexto votarán los ciudadanos griegos el próximo domingo? “Vivimos una situación crítica, homologable a la España de 1936 y a la Alemania de los años de la República de Weimar; nos jugamos mucho”.

“Syriza”, un motor para la esperanza

¿Por qué poner tantas esperanzas en Syriza? ¿Qué aporta la coalición de izquierdas al paisaje político europeo? Mitralias contesta de manera rotunda: “Syriza es algo único y original, más aún en tiempos como los actuales en que la izquierda europea no presenta sino derrotas; nació hace nueve años como alianza electoral entre un partido de la izquierda parlamentaria reformista y otras 12 organizaciones de extrema izquierda y movimientos sociales; pero hoy es mucho más que eso”. Se ha convertido en un motor para la esperanza de los trabajadores europeos que, para solidarizarse y apoyar la lucha helena, “deberían impulsar iniciativas similares en sus países: crear una, dos, tres…muchas Grecias”.

“Tienen miedo de que se produzca un contagio, que Syriza impulse un cambio que sirva de ejemplo para otros países. Por eso, una derrota de la izquierda radical en Grecia lo será también de todos los trabajadores de Europa”

La apisonadora mediática que se encarniza con la izquierda radical deja poco espacio para los matices. Syriza romperá con las políticas de austeridad pero, ¿se muestra partidaria la coalición de abandonar la moneda única? “Hay un gran debate teórico sobre esta cuestión, pero la posición de Syriza es muy clara: mantenerse en el euro; así piensa el 80% de la población griega y la gente que piensa votarnos, explica Yorgos Mitralias; el objetivo es parar la catástrofe ahora; si no lo hacemos, la gente puede pasarse a la extrema derecha o incluso provocar una insurrección; no podemos defraudarlos; además, si se abandona el euro, pasarían entre uno y tres años antes de empezar a superar la gran depresión”.

No es fácil encontrar adjetivos para connotar la situación griega. “Es peor que trágica”, exclama el activista: a partir de octubre hay quien afirma que se generalizará el hambre (al menos en las grandes ciudades); cerca de medio millón de trabajadores no han cobrado en dos años; el poder adquisitivo ha caído en picado; la malnutrición infantil está a la orden del día; los servicios públicos son cada vez más precarios; y los partos, que hace seis meses eran gratuitos, hoy se realizan previo pago de 1.500 euros (“hay casos de personas presas en los hospitales hasta que consiguen abonar por los servicios sanitarios”, informa Mitralias).

Grecia, un aviso para navegantes

Pero Grecia representa un aviso para navegantes. “Si sigues lo que ocurre en países como España y Portugal, tienes la impresión de que es una película ya vista en Grecia: las medidas, los trucos tácticos, la terminología empleada”. “Pero no hay que desesperar”, enfatiza el activista. En las elecciones celebradas hace dos años y medio, el PASOK alcanzó el 45% de los sufragios (el mejor resultado de su historia). Entre las grandes formaciones cosecharon el 80% de los votos. Hoy, hay encuestas apuntan al triunfo de Syriza, con efectos decisivos: “posiblemente los países ya no pasen entonces por las mismas etapas de ajustes y recortes; de hecho, el eje de los problemas pasará a ser de índole política, no económica”.

Por eso se han disparado las alarmas. Por eso se han desatado la histeria y los discursos mediáticos de alerta ante el presunto éxito de la izquierda radical. “Las cadenas de televisión, radios, periódicos y partidos políticos actúan al unísono contra Syriza”, explica Mitralias. Pero el mensaje paranoico no siempre cala en el cuerpo electoral. Hace siete años en Francia, por ejemplo, ocurrió lo contrario. Mientras las formaciones mayoritarias y los medios de comunicación bendijeron unánimemente las bondades de la Constitución Europea, los ciudadanos se inclinaron por el “no” en un referéndum. “Es una razón más para no desesperar”.

La lección del pueblo griego: 14 huelgas generales

El pueblo griego ha dado una lección en los últimos tiempos de coraje y resistencia en la calle. 14 huelgas generales en los dos últimos años, con barricadas, ocupación de ministerios y edificios estatales, y manifestaciones sin fin. Pero, a juicio de Yorgos Mitralias, “sin resultados”; “por eso desde abril no se han producido grandes marchas ni huelgas; puede que nos hallemos en la calma previa a la tempestad”. Ha llegado la oportunidad de plantear la batalla de las urnas, porque “los de arriba no ceden, tienen muy claro que Grecia es un laboratorio de pruebas; mientras, el pueblo está muy cansado y tiene hambre”.

“En Grecia, vivimos una situación crítica, homologable a la España de 1936 y a la Alemania de los años de la República de Weimar; nos jugamos mucho”

En otro sentido Grecia funciona asimismo como cobaya: la amenaza del fascismo, el peligro neonazi que representa el partido “Alba Dorada”. Aunque, ¿Se trata de una formación fascista al uso? “En ningún caso”, responde tajante el activista griego. A su lado, ironiza, “Marine Le Pen asemeja una bolchevique”. “Son una banda de criminales que todos los días asesinan a inmigrantes en el metro; hace tres días mataron a dos polacos en el suburbano con una espada”; el periodista hace un llamamiento que permita contrarrestar el auge de este nazismo renovado: “de manera urgente han de crearse milicias populares que permitan a los inmigrantes salir de sus casas”.

Por descontado, este rebrote del fascismo –en su versión más negra- no es azaroso. “Alba Dorada” aparece muchas horas en las televisiones y, según Yorgos Mitralias, “una parte de la alta burguesía les apoya ante el fracaso de los partidos tradicionales”. Aunque no se trate de un fenómeno exclusivamente heleno –en Francia (con las corrientes identitarias), Eslovaquia y Hungría se dan casos parecidos-, el laboratorio griego de respuestas populares ha estado a la altura, como lo prueban las multitudinarias manifestaciones antifascistas celebradas en Atenas y Salónica.

Europa se juega la vida el próximo domingo en Atenas. La demoscopia invita a un cauteloso optimismo. “Los sondeos más creíbles otorgan a Syriza buenas probabilidades de victoria”. La izquierda radical es, además, la fuerza política en la que más confía el segmento de población comprendido entre los 18 y 55 años; es también la formación mayoritaria en las 10 ciudades principales de Grecia. En un ambiente de fuerte polaridad Syriza-Nueva Democracia, el apoyo de los sectores sociales más dinámicos ofrece un buen pálpito a Yorgos Mitralias: “Syriza cuenta con una base social muy sólida que la convierte en una formación llena de futuro”, concluye./ Prensa Marea Socialista /Aporrea

About these ads

Los comentarios están cerrados.