Hugo MOLDIZ: “Bolivia recupera lo que siempre le ha pertenecido”

hugo_moldiz_boliviaEl 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, el presidente de Bolivia, Evo Morales anunció la nacionalización de la Empresa Transportadora de Electricidad, de capital europeo, Red Eléctrica Española (REE).

“Nuestra obligación es cuidar la economía del país”, advirtió Morales al suscribir la nacionalización de la compañía eléctrica.De inmediato ordenó a las Fuerzas Armadas Bolivianas custodiar las instalaciones de la firma española, como “homenaje”, dijo, a los trabajadores y las trabajadoras de su país.

El decreto aprobado establece la “nacionalización” de “la totalidad de las acciones que conforman el paquete accionario que posee la sociedad Red Eléctrica Internacional-SAU”, filial de Red Eléctrica Española, e instruye su registro a nombre de la Empresa Nacional de Electricidad estatal, Entel.

El gobierno español, que recién acaba de perder la batalla legal y diplomática contra el gobierno argentino por la nacionalización de YPF, actuó de forma menos iracunda y declararon desde la Moncloa que, aunque califican de “negativa” la decisión de Bolivia aseguran que el gobierno de Evo Morales garantizó una compensación.

Hugo Moldiz, director del Semanario La Época, en entrevista con el programa radial La Brújula del Sur (1) estima que “con esta medida el estado boliviano va a tener el control de más del 80% de la generación, distribución y transporte del fluido eléctrico”.

Para el analista boliviano la nacionalización de este 1 de mayo “se toma en concordancia con el espíritu del gobierno de Evo Morales (…) tiene que ver con la recuperación de los recursos naturales”.

Recordemos que Bolivia nacionalizó, la empresa metalúrgica. Luego en el año 2010 hizo lo propio con 3 empresas generadoras y distribuidoras de energía eléctrica, de capitales ingleses y franceses. Restaba “REE, que controlaba cerca del 73% en la generación y la transportación de la energía eléctrica (…) una empresa que no generaba la suficiente energía porque hace mucho que no invertía”, agrega Moldiz.

Neoliberalismo

Bolivia había perdido control sobre sus empresas estatales y por ende sobre los recursos naturales.

En palabras del periodista, “en el año 95 bajo el término eufemístico de capitalización fueron privatizadas Lloyd Aéreo Boliviano, que más tarde quebró y que fue imposible salvarla a pesar del esfuerzo en los primeros años del Gobierno de Evo Morales. Lo mismo pasó con las empresas estatales Entel (Telecomunicaciones), Ende (Electricidad) y Enfe (Ferrocarriles)”.

Preguntamos al director del semanario La Época si la nacionalización de REE podía ser interpretada como una agresión contra el gobierno español. Esto nos dijo:

“Cualquier nacionalización va a contraruta de los intereses del gran capital internacional y por tanto del ciclo de reproducción y rotación de esos capitales. Recordemos que desde la globalización neoliberal hablamos de una articulación muy precisa entre propiedad, control de los recursos naturales y poder político”.

En los años 90 ese “control se quebró”, nos explica el periodista que además agrega que “con el caso de la revolución bolivariana” se demostró “que se podía construir otro sistema, otra democracia distinta a la democracia formal burguesa (…) Esto no es ningún ataque contra gobierno o país alguno”.

Lo que ellos (los gobiernos imperialistas) “deben entender es que hay una América Latina distinta, donde ellos ya no pueden legitimar la expropiación de los recursos naturales de nuestros países (…) Lo que ha hecho el Estado boliviano es recuperar lo que siempre le ha pertenecido” .

About these ads

Los comentarios están cerrados.