Entrevista a Joaquín Pérez Becerra, director de la Agencia ANNCOL, preso político en la cárcel de La Picota

DICK EMANUELSSON

El Gobierno Colombiano busca “testigos” para su montaje judicial entre la red de sapos de Yamhure en Europa

Joaquín Pérez Becerra, el periodista que fue entregado de manera ilegal al régimen colombiano por Venezuela, hoy enfrenta un montaje judicial Credito: Noticolombiapress/texto APCrítico PARTE I

Joaquín Pérez, director de la agencia ANNCOL, una agencia tan odiada que el estado colombiano es capaz de correr el riesgo de ser repudiado por los estados de derechos en el mundo por que tiene la obsesión de callar las voces y la oposición política en el exilio. Por eso esta enjuiciado Joaquín Pérez, refugiado político colombiano, pero desde el año 2000 ciudadano sueco. Hasta ahora ni las autoridades venezolanas ni las colombianas y menos las autoridades suecas han mostrado la supuesta “Circular Roja de Interpol para su captura. Relata en esta entrevista cómo la Fiscalía construye un Falso Positivo utilizando la Red de Sapos en Estocolmo, creada por Ernesto Yamhure, diplomático expulsado de Suecia y asesor político de Carlos Castaño. La meta es callar a la oposición en el exterior.
25 de diciembre de 2011.- Joaquín Pérez Becerra, refugiado político colombiano con residencia permanente desde 1994 en Suecia, nacionalizado el año 2000 y director durante 15 años de la Agencia de Noticias Nueva Colombia, ANNCOL fue detenido cuando llegó a Caracas el 21 de abril del año en curso y entregado el 25 de abril a las autoridades colombianas. Cuenta en la siguiente entrevista que hasta ahora, ninguna autoridad venezolana ni colombiana ha mostrado ninguna Circular Roja que justifique su detención. Sin embargo, ese fue el pretexto esgrimido por las autoridades venezolanas para entregar al ciudadano sueco al estado terrorista de Colombia. Con eso fue confirmado que Chávez cayó en al trampa de Santos [1].

Los supuestos 700 archivos de formato Office Word “encontrados” en el laptop masacrado del comandante guerrillero Raúl Reyes, muerto en el bombardeo el 1 de marzo de 2008, se han reducido a apenas cuatro archivos. Sin embargo, esos archivos ya no sirven para enjuiciarlo por decisión de la Corte Suprema de Justicia de Colombia.

Cabe preguntarse, entonces, cuáles son las acusaciones contra Pérez, que tuvo que huir del terrorismo de estado con el aval y respaldo de su partido, la Unión Patriótica y el Partido Comunista Colombiano, organizaciones políticas en Colombia víctimas del genocidio político instalado hace tantas décadas. Pérez fue concejal por la UP, ahora la fiscalía concentra sus acusaciones en contra suyo por haber sido representante de la Agencia ANNCOL.

Tan pobre ha sido la acusación y las supuestas pruebas contra Pérez, que los agentes del estado colombiano viajaron al otro punto del planeta para buscar pruebas en el país nórdico. Encontraron a un señor en la colonia colombiana, supuestamente integrante de esa Red de Sapos llamada por Uribe “Red de 100.000 amigos de Colombia en el Exterior”, fundada y dirigida por Ernesto Yamhure, primer Secretario de la embajada colombiana en Estocolmo hasta que fue desenmascarado e flagrancia también como espía y tuvo que ser retirado de ese lugar por Uribe.

En septiembre pasado fue denunciado [2] Yamhure, a parte de ser asesor político de Castaño [3], además por ser “escritor fantasma” de Carlos Castaño, jefe de los Escuadrones de la Muerte, responsable según la misma fiscalía, de haber asesinado más de 150 mil colombianos civiles. El “testigo clave” que la fiscalía colombiana recogió en Suecia es uno de los tantos colombianos civiles en el exterior que se ha vendido o directamente tenía la tarea del estado colombiano de informar sobre la oposición política fuera de Colombia, en este caso, en Suecia.

Ese señor, resentido porque su mujer cayó en los brazos de un ex presidente de la Asociación Jaime Pardo Leal, organización que aglutina a los refugiados políticos colombianos en Suecia, prometió matarlo por la infidelidad, ello motivó su venganza que ahora ejecuta a través de su testimonio a la fiscalía colombiana. Dice que la Asociación, Radio Café Stereo y ANNCOL, trabajan al servicio de la guerrilla.

Joaquín Pérez Becerra respondió una serie de preguntas escritas que le enviamos y presentamos en este reportaje. A través de sus letras nos damos cuenta que si bien tiene un interrogante hasta el momento indescifrable, su entereza es la que le permite afrontar esta situación tan difícil como compleja.

DICK EMANUELSSON: ¿Cómo fueron tus primeros momentos luego de la captura y en qué consisten las acusaciones que pesan sobre tu persona? Hemos leído en la prensa colombiana que la agencia de noticias Anncol ahora está en el centro de los cuestionamientos.

– Después de la legalización de mi captura inmediatamente me enviaron a la Cárcel la Modelo, donde estuve desde el 25 de abril al 7 de julio. El día 8, trasladaron a toda la gente que estaba conmigo y nos llevaron a La Picota. Aquí estoy en una torre de alta seguridad que se llama la Gerón, donde convive un amplio espectro de personas detenidas entre las que hay narcotraficantes, gente de grupos armados, paramilitares, gente de alta peligrosidad y allí me recluyeron.

– Según la fiscalía es que la agencia ANNCOL es una agencia de las FARC, cosa que sabemos que es falsa. Ellos dijeron “entonces, el tipo es guerrillero” y me pusieron en La Modelo en otra torre de alta seguridad, igual que acá, en la Picota.

– La primera acusación al momento de la detención, fue la de concierto para delinquir agravado por financiación y administración de bienes del terrorismo. Sindicaron que pertenezco a una agencia de las FARC y así es como hacen este tipo de imputaciones.

DE: Omitieron que la agencia Anncol está reconocida, establecida en los países nórdicos, que además tiene registro en las empresas de Internet y que ya lleva más de 15 años de trabajo absolutamente normal en esos países.

– JPB: No lo tuvieron en cuenta porque durante el gobierno de Uribe y un poco antes, pero más durante esa presidencia, prepararon una estrategia para demonizar, satanizar a Anncol, a Radio Café Stereo y a la Asociación Jaime Pardo Leal. Luego vino la Operación Fénix donde mataron a Raúl Reyes y dicen que encuentran los supuestos computadores. Teniendo en cuenta esos computadores tratan de justificar, por los correos, que la agencia es de las FARC, cosa que no es cierta.

Cuando Pérez fue detenido y traslado a Colombia, el diario El Tiempo de Colombia transmitió y publicó fuentes de la inteligencia militar donde decía que Pérez había enviado más de 700 correos electrónicos a Raúl Reyes. Luego bajaron esa considerable cifra a 200 y más adelante lanzaron un archivo de más de 10 Mb donde figuraban intercambios de correos entre gente de los países latinoamericanos y Reyes.

La última fecha de esos correos es el 12 de setiembre de 2007. En total solo aparecen cuatro (4) correos de Pérez, supuestamente, enviados a Raúl Reyes. Luego hay 5 que también supuestamente, Reyes le envía a Pérez. Y preguntamos sobre si sabía de esa reducción de 700 a solamente 4 y en una década.

JPB: – No sabía eso del archivo (de 10 Mb), pero es evidente que eso lo tiene la fiscalía. En la anterior audiencia de formulación de cargos ellos sacaron como pruebas esos supuestos 700 correos de Raúl Reyes como formulación de cargos. Pero tú debes saber que en una sentencia de la Corte Suprema de Justicia, en el caso que tenía con el senador Wilson Borja, la corte sentencia que esos documentos hallados en el computador no tenían validez porque se violó la cadena de custodia. La Corte Suprema de Justicia negó las pruebas encontradas y tumbó esas pruebas. No tiene sentido seguir hablando de eso.

DE: ¿Sobre los supuestos computadores del Mono Jojoy y Alfonso Cano hablaron también algo?

JPB: – Ya sabes que el mismo pueblo colombiano no cree mucho en las actividades ni en la seriedad de las fuerzas militares. En los supuestos computadores también vincularon mi nombre, pero tú sabes, conociendo uno que las cosas militares no son claras ni transparentes esas acusaciones se pueden caer muy fácilmente.

– Así es la vida de las fuerzas militares en Colombia, falta de transparencia, seriedad y credibilidad porque en un país donde se arman falsos positivos, un país donde se asesina gente y se le coloca uniformes guerrilleros, donde ocasionan masacres, es un país que no tiene mucha credibilidad y las cosas se pueden caer muy fácilmente.

– De todas maneras la fiscalía trata de utilizar todo en contra de luchadores sociales, de comunicadores sociales, como es mi caso, pero son cosas fáciles de rebatir en una audiencia más adelante.

DE: ¿El tema central en la fiscalía en las acusaciones contra ti, rodea a Anncol, a Radio Café Stereo y a la Asociación Jaime Pardo Leal como prácticamente un nido de terroristas en el exterior?

JPB: – Es más o menos lo que uno puede interpretar. De todas maneras ellos tratan de seguir con la historia de los documentos. Sabemos que no son documentos electrónicos los hallados en los computadores de Reyes, donde aparecen correos que una persona envía y la otra recibe. Son documentos Word que nadie sabe de dónde vienen. Por eso es que ellos siguen basándose en esos supuestos computadores y en esas supuestas comunicaciones para tratar de imputar otros cargos como la financiación, el terrorismo, cosas que son absolutamente falsas.

La próxima audiencia del juicio contra Joaquín Pérez se realizará el 15-16 de febrero del próximo año, es decir, dentro de menos de dos meses. Preguntamos al director de la agencia de noticias alternativa cómo se está preparando la fiscalía y cómo también la defensa se prepara para rechazar ese tipo de acusaciones.

DE: Tengo entendido que la fiscalía se fue para Estocolmo para tratar de pescar testimonios. Hablaron con el señor Miguel Ángel Andolín Estrada, considerado por el exilio colombiano en Estocolmo como un soplón y al servicio justamente de la red del señor Yamhure.

JPB: – Me da la impresión que la Corte Suprema le da nulidad a los supuestos documentos Word incautados en la operación Fénix contra Raúl Reyes. La fiscalía ve que ese procedimiento se le va a caer, entonces empieza a moverse. Tú sabes que en el país, desde el gobierno de Uribe, un poco antes también, pero desde el gobierno de Uribe más, se instaló la compra de conciencia, el chantaje, la imputación de cargos. Hay gente a la que se le paga para acusar, lógicamente aparecieron los desmovilizados que supuestamente me conocían.

– Entonces aparece un señor, Miguel Ángel Andolín Estrada, personaje que llegó hace unos años a Estocolmo y comienza a tomar contacto con las organizaciones solidarias que hay en Suecia y a conocer a la Asociación Jaime Pardo Leal. Ahora aparece como testigo, no clave, pero testigo; la fiscalía le pregunta sobre mi vida el 12 de junio de este año. El dio una cantidad de incoherencias sobre mi desarrollo en Estocolmo.

– Dijo que nosotros pertenecemos a la cúpula de las FARC, que Anncol, Radio Café Stereo somos una agencia noticiosa basándose en que como en nuestras emisiones no tenemos anuncios publicitarios ni tenemos propaganda, eso actúa como argumentos de que somos una agencia de las FARC.

– Luego este señor agrega que yo era miembro de la Juventud Comunista Colombiana (JUCO) cuando yo nunca fui miembro de ese espacio ni estuve en ningún evento con ellos. Lo que sí afirmo, es que he pertenecido y sigo teniendo mucha simpatía con el Partido Comunista en Bogotá. Allí es donde me formé y no tengo por qué negarlo. Fui concejal por la Unión Patriótica y por el PCC antes de tener que salir de Colombia por las amenazas de muerte en mi contra.

– Este señor Andolini dijo que se había encontrado conmigo en Bogotá y que yo le había dicho que se sumara a las FARC, lo cual es una tremenda tontería. Esto lo hizo con el fin de involucrarme porque ese es el afán de la fiscalía para no dejarme salir de la cárcel. Cuando vieron que lo de los computadores de Reyes no tenía asidero y así lo dijo muy bien la Corte Suprema, comenzaron a pergeñar otras situaciones.

DE: Este señor Andolín Estrada ¿ha estado asociado a la Asociación, ha sido integrante de Anncol, alguna vez el señor ha participado en las transmisiones de Café Stereo?

JPB: – No, que yo sepa este señor no ha sido miembro de la Asociación Pardo Leal, ni Anncol, ni Radio Café Stereo. Este señor llegó allá (a Suecia) con un cuento que había trabajado con las FARC, después que había salido de allí y que se fue, yo no sé si con la ayuda de la Cruz Roja o de la ACNUR, para Estocolmo y que le dieron refugio en ese país. Pero no conozco mucho, por eso fue una sorpresa para mí que saliera hablando. Es evidente que la fiscalía dijo “tenemos que buscar a alguien para que salga a hablar sobre Joaquín Pérez para enredarlo en este rollo y evitar que salga a la calle, lugar donde debería estar realmente”.

DE: ¿Este señor Andolín Estrada es conocido en Colombia en las organizaciones sociales? ¿Alguna organización colombiana de derechos humanos, la UP o el PCC le ha avalado para que se refugiara en el exterior?

JPB: – No, desconozco eso, no supe que lo conocieran.

Teniendo en cuenta la declaración del señor Andolín Estrada, testigo de la fiscalía contra Pérez, hay que verlo en su contexto político y en la creación de la Red de Sapos, de los “100.000 amigos de Colombia en el Exterior” que creó Uribe cuando asumió la presidencia en agosto 2002.

Era, sin duda, de vital importancia tanto para el gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002) como el de Uribe (2002-2010) que en Estocolmo existiera tal red de espías contra una colonia de exiliados muy bien organizados. Esta colonia tiene su propia organización, intocable para la embajada colombiana y que han hecho grandes trabajos de solidaridad y de información sobre el genocidio que el Terrorismo de Estado comete en Colombia.

Pues no es nada raro que allí se cree esa red de sapos y que el DAS, Departamento Administrativo de Seguridad, la policía política de Uribe, enviara sus agentes para crear la red en la capital sueca. Ahora tenemos una parte del saldo en como los agentes del DAS y los sapos locales de la Red operaron en diferentes países europeos bajo la sombra de “OPERACIÓN EUROPA”, muy bien relatado por el periodista y escritor colombiano Hernando Calvo Ospina [4], un exiliado desde 25 años en París, Francia. El espionaje fue ejecutado tanto en Suecia como Bélgica pero también en España [5].

El 5 de febrero de 2008, la embajada colombiana en Estocolmo organizó una manifestación contra las Farc en la Plaza de Sergels Torg. Fue el estreno público de la Red de Sapos en Suecia. El organizador de esa red y el hombre invisible y en 2008 ya retirado, fue el primer secretario, 2004-2005, de la embajada colombiana en Estocolmo, Ernesto Yamhure.

Este es un siniestro personaje que el 25 de julio de 2005 fue desenmascarado como espía cuando fotografiaba una manifestación pacífica y pública en el puerto de Estocolmo cuando ancló el buque Gloria de la Armada colombiana.

Yamhure fue demandado a la policía de inmigración, acusado de espionaje contra refugiados políticos, un delito en el país escandinavo. Fueron tan grandes las presiones contra el “diplomático” de Uribe en los medios de comunicación suecos, que Uribe se vio obligado de retirarlo.

Pero la historia no terminaba ahí. En septiembre pasado también fue desenmascarado como “Escritor Fantasma” del jefe de los paramilitares colombianos, Carlos Castaño. Tanto Caracol Radio como el diario El Espectador, hasta el siniestro fascista, Fernando Londoño, de Radio Súper lo sacaron de sus planillas como columnista. No sabemos si la Revista Mensual del Ejército Colombiano también lo retiró, porque fue en ese medio que acusó [6] a Anncol, Radio Café Stereo y este reportero, de estar al servicio de la guerrilla de las FARC, acusación que ahora la fiscalía colombiana repite y legitima en sus acusaciones contra Joaquín Pérez.

¿Qué comentario tiene Pérez sobre ese hecho que Yamhure dirigía la red de sapos en Estocolmo y la Fiscalía colombiana arriba a la capital sueca y recibe como un-dos-tres un testimonio de un personaje de esa red?

JPB: – Tu sabes que la fiscalía es el “centro del mundo” a través de las embajadas. Yo recuerdo que los compañeros (en Estocolmo) de la Asociación Pardo Leal con los cuales tengo comunicación y a veces hablo con ellos, me cuentan que desarrollan su actividad en términos legales, que es una organización que tiene su número de registro (personería jurídica) tal como lo exigen allá. Por ello jamás han tenido ningún tipo de problemas con las autoridades suecas, ni hemos sido citados siquiera, a una estación de policía para averiguar qué es lo que hacemos.

– Luego Uribe a través de esa ley amoral que ha implementado fue comprando conciencias, dando dinero para fabricar acusaciones no sólo en Colombia sino en el mundo, por eso han encarcelado a tantos luchadores colombianos. Y utilizan como herramienta a esa gente sin principios, sin conciencia, que se vende por un peso, por un pasaporte, por una visa para EE.UU. y fabrican falsos positivos, crímenes y asesinatos.

– Los falsos positivos no se dan sólo en el marco de la lucha armada sino también son útiles para la política, para la justicia, en los casos jurídicos, como el mío, para inventar acusaciones e imputaciones.

Las palabras de Joaquín Pérez coincide irónicamente con la fiscal general de la Nación, Viviane Morales, que al diario El Tiempo de hoy, dice que la Fiscalía pedirá cárcel contra ex Comisionado Luis Carlos Restrepo por haber creado un Falso Positivo cuando creyó un frente guerrillero ficticio para el posterior show mediático y parte de una guerra psicológica en contra la guerrilla de las FARC.

Al ex comisionado se le impurtarán cuatro cargos: peculado por apropiación, fraude procesal, concierto para delinquir y tráfico y porte de armas. ¿Qué credibilidad tiene entonces los regimenes ayer y de hoy cuando el mismo Juan Manuel Santos trabajaba bajo Uribe como ministro de defensa?

Regresando al “testigo” de la Fiscalía para nadie es un secreto en la colonia colombiana en Estocolmo que dice que ese señor tiene una espina muy grande con la Asociación porque un ex presidente de la asociación le conquistó la mujer del testigo de la fiscalía. ¿Podría ser ese también un motivo por sus declaraciones contra Pérez?, le preguntamos.

¿Tú te encontraste alguna vez con él, en alguna actividad pública en la Asociación?

JPB: – Yo lo encontré una vez en una escuela, cuando estudiaba informática y cooperativismo. Comenzó a husmear para ver qué hacíamos. Seguramente en esa revancha contra ese ex compañero de la Asociación, porque el ya no está allí aunque es un excelente compañero, se dijo que este muchacho le conquistó la mujer y de allí le vino el odio contra toda la organización que ahora lo manifiesta públicamente, aunque no lo diga, cuando viene a la asociación y se presta como un sapo para ganar beneficios y destruir a Anncol y a la Pardo Leal. Nunca lo he visto en el local de la asociación.

DE: Como periodista de Anncol, ¿alguna vez has estado haciendo reportajes en alguna zona bajo control guerrillero?

JPB: – No, nunca hice ese tipo de trabajo, pero la agencia tiene correos electrónicos abiertos como El Espectador, como El Tiempo, como cualquier agencia noticiosa, donde escribe mucha gente, donde cualquiera puede mandar comentarios, comunicados, artículos. Esa sería la única relación periodística que pueda tener con las FARC.

DE: ¿Tu nunca puedes haber sido visto con algún desmovilizado, desertor, son inventos también en este caso?

JPB: – Eso es lo que uno puede presuponer. Como la fiscalía, en el caso de los computadores de Reyes, inmediatamente después de la sentencia de la corte busca a ver quién puede decir que me conoció. Buscan encontrar cualquier argumento que avale lo que quieren que se diga, sea por medio de desmovilizados, desertores, quien sea, con tal que yo no salga de aquí.

DE: Tú sabes que el 25 de julio de 2005, cuando en el muelle del puerto de Estocolmo se hizo una manifestación contra el Terrorismo en Colombia, cuando la llegada del buque Gloria, Yamhure hizo espionaje contra los manifestantes. Luego tuvo que ser trasladado cuando se supo que hacía de escritor fantasma de Carlos Castaño lo que demostró sus vínculos con el para-militarismo. Hombre que fue puesto por Uribe en ese cargo sin tener carrera diplomática ¿Qué lectura haces de eso?

JPB: – Lo que pasa es que el gobierno de Uribe creó unos tentáculos en el exterior y tanto Anncol como Radio Café Stereo lograron mucha simpatía en Europa y en el mundo, llegando a muchas esferas sociales. Como estábamos con el aval de los gobiernos y no violábamos ninguna normatividad, había que mandar personajes para hacer espionaje contra estas organizaciones, como fue lo que pasó con Yamhure. Logró recopilar información y la mandó a Colombia –al gobierno y a la fiscalía- para marcar a la gente de Estocolmo y judicializarla. Pero fue desenmascarado a raíz de la vinculación de Yamhure en un prólogo como asesor político de Carlos Castaño, hombre con innumerables asesinatos colectivos.

– Londoño (Fernando, de Radio Súper) también recibió la denuncia. Sus actuaciones como espía (Yamhure) en Estocolmo no tienen ninguna validez jurídica porque fueron ilegalmente procesadas, sin tener permiso para actuar. Hoy nadie habla de él.

DE: ¿Cómo ves a Colombia desde el horizonte carcelario? En el exterior se habla de ese país cuando se da algún bombardeo a un campamento guerrillero. O cuando hay algún hecho especial con los prisioneros que tiene la guerrilla, como la muerte, hace poco, de algunos de esos.

JPB: – Lo que puedo percibir es que la cárcel es un reflejo de la sociedad colombiana. La cárcel es una maqueta pequeña de lo que sucede en el país. Aquí encuentras a personas vinculadas con el narcotráfico, vinculadas con los paramilitares, gente que estuvo vinculada con la guerrilla, supuestamente, con la guerrilla de las Farc, del Eln. Todo ese abanico está acá. Entonces es como que tendrían que abrir cien cárceles más para, desde la óptica del gobierno, encarcelar a la gente.

– Yo estoy viendo, a pesar de lo que dicen, no sólo la insurgencia está disconforme y movilizada. Hay luchas estudiantiles, luchas sociales, luchas de las comunidades indígenas. Se gestan nuevas expresiones de lucha, la gente está cansada de lo que ocurre aquí. La gente está agotada y el reflejo de eso es lo que ocurrió en la marcha del 6 de diciembre (contra las FARC), vimos como les falló, la gente ya no cree en el gobierno, en las fuerzas armadas, en el gobierno de Santos, en la cárcel se percibe perfectamente esta situación y se puede hacer un análisis más firme que estando afuera.

– Los paramilitares hablan que están decepcionados de los gobiernos, se sienten utilizados especialmente por Uribe quien los envió a una guerra contra el pueblo. Se sienten traicionados. Ellos ven que si por ejemplo se extradita a un hombre como don Berna que manejaba dinero y poder a través del estado y se lo manda a los EE.UU. ¿qué puede esperar ese pobre colombianito que sacaron de un pueblo, de la selva, del campo y lo mandaron con un fusil al hombro a asesinar gente? Hoy están acá olvidados y entienden que fueron una herramienta de Uribe para obligarlos a matar a otros hombres tan pobres como ellos.

DE: ¿La prensa colombiana ha solicitado entrevistas contigo y cuál fue la respuesta?

JPB: – Me solicitaron pero yo no he querido porque no creo en la prensa colombiana. No creo en los diarios, la radio, la televisión, los periodistas carecen de objetividad, no son transparentes ni informan como deberían hacerlo. Es más, sabemos cómo tergiversan las noticias. Se acomodan al régimen, entonces todo lo que les dijera podría ser utilizado contra mí. No he querido expresarme con ninguno.

DE: La solidaridad mundial, luego de tu detención y entrega a Santos fue increíble, ¿cuál es tu mensaje a esta comunidad internacional y al pueblo bolivariano?

JPB: – Mira, antes que nada yo quiero decirte que estoy muy triste por lo que ocurrió en Venezuela. Fue un incidente muy desafortunado del gobierno bolivariano. Yo jamás imaginé que pasaría y esto se lo quiero decir a todos los amigos de la solidaridad internacional, que he quedado muy decepcionado con la actitud del gobierno bolivariano al que tanto hemos apoyado y lo seguimos apoyando. Uno queda pensativo, desconcertado frente a lo que pueda estar ocurriendo allí. Yo no creo que dando beneficios, prebendas, dádivas al Imperio a través del gobierno colombiano, vayan a parar cualquier cosa que puedan intentar contra el gobierno de Chávez, de pensarlo, pues están muy equivocados.

– Creo que son concepciones que habría que analizar muy bien, los grupos o movimientos que apoyan al gobierno, para las próximas elecciones que están muy complicadas para él, deberían hacer un análisis profundo. El imperio no tiene amigos, tiene intereses. EE.UU. a través del Caín de América, va a tratar de chuparse el petróleo venezolano, por todos los medios.

– Puedo estar errado pero no se que está pensando el gobierno de Chávez, no sé si querrá congraciarse con el gobierno de Santos, creo que fue una política equivocada porque Anncol apoyó todos los procesos ya sea el de Venezuela Bolivariana, el de Ecuador, de Bolivia, el de Kirchner en Argentina.

– Por lo tanto yo invitaría a hacer una reflexión a la comunidad internacional de solidaridad con América Latina para que observe detenidamente el desarrollo de ese modo en que está actuando el gobierno de Chávez. Porque yo no entiendo la razón de que a mí, siendo periodista, al llegar al aeropuerto de Maiquetía luego haya terminado aquí. Se me violaron todos los derechos, no me dieron el tratamiento que se les da a otras personas.

– El gobierno colombiano a partir del ministro del interior, señor Vargas Llera, dijo: “Es que al director de Anncol hay que expulsarlo inmediatamente para evitar una extradición que llevaría más tiempo”. O sea, se me violaron todas las garantías habidas y por haber. De todas maneras quiero saludar a toda la gente que ha sido solidaria conmigo. Sabemos que existe la subjetividad de cerrar todos los medios alternativos para que no hablen de las masacres, de los falsos positivos, de los chivatos, de lo que sucede en Colombia.

– La gente sintió un golpe duro cuando mi detención porque sin dudas pensaron que si detienen al director de Anncol, ¿qué puede pasar con otros periodistas, comunicadores sociales, solidarios con Colombia? Ese es el objetivo que hay que seguir con todas las organizaciones en Europa y el mundo para impedir que cierren a Anncol y luego a las otras agencias o que silencien a los periodistas.

DE: Tú eres militante del Partido de Izquierda sueco (Vänsterpartiet) que tiene más de 95 años de transcurso con representación parlamentaria. Este partido se reúne en Congreso en enero 2012 ¿cuál es tu mensaje para los delegados, militantes y la Dirección Nacional para ese congreso?

JPB: – Todo mi apoyo, entusiasmo que no se olviden que hay un militante detenido acá. Que no se olviden que yo durante toda mi vida en Suecia tuve contacto con dirigentes de los partidos y con los jóvenes. Mi saludo fervoroso en este congreso. ¡Que sigan su lucha contra el neoliberalismo! Aquí hay un militante que necesita su apoyo contra este gobierno fascista.

DE: ¿Cómo ha sido la actuación de la embajada sueca en Bogotá?

JPB: ­– Ellos han venido, me han visitado pero deben tener en cuenta que necesito un poco más de atención. Yo soy un ciudadano sueco, prisionero político del terrorismo de estado, necesito más respaldo jurídico. No niego que vienen a visitarme, pero necesito que den un paso más allá para que pueda regresar a mi país, a mi segunda patria. Soy un prisionero de conciencia que necesita un respaldo mayor, que también deben ayudar a sus ciudadanos en el exterior.

DE: ¿Alguna vez tú has visto la circular roja que supuestamente lanzó INTERPOL?

JPB: – No, yo no la he visto, nadie pudo mostrarla. Tampoco hubo en Suecia noticia de esa circular, no tengo ningún informe de eso. Cuando llegué al aeropuerto de Maiquetía (Caracas), un hombre de la Guardia Nacional me leyó allí sobre la detención. Habría que averiguar en detalle que fue lo que pasó para que se me detenga tal como lo hicieron.

Así terminan las respuestas escritas dadas por el preso político Joaquín Pérez a este reportero que resulta ser también co-fundador de ANNCOL junto con Pérez.

La búsqueda de la Fiscalía y las intenciones de encontrar nuevos “Falsos Positivos” Jurídicos en este caso, parece que no tiene límites. Archivos que no son correos electrónicos o migrantes que por revancha pasional y odio contra un ex integrante de la organización de los exiliados, o declaraciones e informes basados en chismes recopilados por un asesor político de Carlos Castaño, difícilmente puedan ser elementos para condenar a un hombre que en 1994 salió de Colombia para salvar su vida y que ahora se encuentra en la cárcel donde deberían estar los autores intelectuales y materiales de esa guerra sucia que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha considerado como un “Genocidio Político”.

(*) Dick Emanuelsson es periodista, cofundador de Anncol con Joaquín Pérez

NOTAS

[1] Santos manda factura a Chávez y exige que extradite a colombiano que huyó de la Guerra Sucia en Colombia y que tiene ciudadanía sueca

http://dickema24.blogspot.com/2011/04/no-caigas-en-la-trampa-de-santos-chavez.html

[2] La línea directa entre el jefe paramilitar y el diplomático de Uribe, 31 de agosto de 2011

http://anncolprov.blogspot.com/2011/08/la-linea-directa-entre-el-jefe.html

[3] Ex diplomático Uribista en Estocolmo fue asesor político a Carlos Castaño que pagó por su trabajo. http://www.argenpress.info/2009/05/ex-diplomatico-uribista-en-estocolmo.html Miércoles 20 de mayo de 2009.

[4] Espionaje internacional del gobierno colombiano: La “Operación Europa”, Por Hernando Calvo Ospina. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=104746

[5] El espionaje de Uribe en España y en Colombia contra españoles

http://www.albatv.org/El-espionaje-de-Uribe-en-Espana-y.html

[6] Articulo en la reevista del ejército nacional de colombia, mayo-junio 2010 de cuatro (4) páginas, escrito por Ernesto Yamhure, el asesor político del jefe paramilitar Carlos Castaño. HTTP://ES.SCRIBD.COM/DOC/63701393

Fuente: http://www.argenpress.info/2011/12/habla-en-entrevista-exclusiva-joaquin.html

About these ads

Una respuesta a “Entrevista a Joaquín Pérez Becerra, director de la Agencia ANNCOL, preso político en la cárcel de La Picota

  1. JOSÉ MANJARRES

    ¿Qué pasó con Joaquín Pérez?
    El deber de todo revolucionario es hacer la revolución.
    Camilo Torres Restrepo

    Joaquín Pérez, un prisionero Político: ¿Por, crítico, por miope apologeta o por militante de las FARC?
    Sea o no integrante de las FARC, Joaquín es un prisionero político. Las motivaciones del gobierno colombiano para apresarlo derivan de la DENUNCIA política que desde ANNCOL, de donde es director, hace de los crímenes cometidos por el Estado en Colombia. Así como de la clara difusión, por parte de anncol, de la información atinente a la insurgencia de las FARC, y en actitud apologeta; llama la atención que un medio que se presenta como alternativo, en el marco del conflicto armado, siempre haga apología a las FARC como guerrilla, pero jamás publique un solo artículo o noticia propios del Ejercito de Liberación Nacional ELN, o del Ejército Popular de Liberación EPL, o del Frente Jaime Bateman Cayón. Cuando son estructuras revolucionarias de lucha político-militar de carácter socialista tal es el caso del ELN. De ahí que no es raro que se le acuse a Joaquín y a ANNCOL de integrar las filas de las FARC. Y aclaro, sean o no de las FARC, su actitud ante comunicar, de forma alternativa, la realidad del conflicto armado colombiano se limita a la visión y comunicación de las FARC.
    En Europa era un apologeta revolucionario, en Colombia un COBARDE auto-victimizado.
    Pero también es raro la cobardía de Joaquín en la cárcel y los tribunales de opresión colombianos. En la entrevista que le hizo DICK EMANUELSSON dice que “el imperio no tiene amigos”, que él es un “prisionero político”, “prisionero de conciencia”, pero resulta que se hace amigos de los jefes de carteles del narcotráfico colombiano, es decir amigo de financiadores paramilitares y amigos del sistema político colombiano y de su imperio, a la vez que se niega a reunirse o estudiar y trabajar con los equipos de prisioneros políticos colombianos y negándose a emitir posturas políticas frente a la situación colombiana y de la cárcel colombiana.

    Y ante los tribunales, en lugar de asumir políticamente, siendo consecuente con lo revolucionario que decía ser cuando estaba en Europa, y lo beligerante que se publica en su ANNCOL, su militancia en la izquierda y por ende su oposición política al gobierno de Colombia por considerarlo un sistema criminal, mafioso, de corte fascista y asumir con altura su condición de prisionero político, se queda en silencio apelando a una inocencia y a una victimización, como si los revolucionarios no supiéramos a qué nos enfrentamos cuando decidimos luchar contra la burguesía y su sistema político económico de explotación, opresión, generador de guerras, miseria, analfabetismo, etc… Pero no, resulta que Joaquín ahora, en Colombia y frente al verdugo que acérrimamente denunció y cuestionó desde Europa, se muestra como un comentarista, un comunicador social, un ser legal con permiso del imperio Europeo para que escribir y tener una página web de opinión, y eso que aún dice que “el imperio no tiene amigos sino intereses.”
    ¿Sueco o colombiano, y su militancia en la UP?
    Más bien parece nadie o de ninguna parte. En Europa es revolucionario, en Colombia es una víctima que sufre en silencio. Hasta su patria colombiana niega en Colombia, se reconoce como ciudadano sueco, es decir un hombre con permiso legal para existir, trabajar, pagar impuestos, votar en elecciones, estudiar, y derecho a no ser deportado a Colombia por indocumentado o inmigrante ilegal en el imperio Europeo.
    Del exilio a la ciudadanía, esa es su patria verdadera. Es decir, niega el carácter político que lo arrojó al exilio desde Colombia a Suecia y prefiere reconocerse y presentarse como ciudadano sueco, no como un exiliado colombiano que militó en la Unión Patriótica UP: organización que igual a otras organizaciones revolucionarias han luchado contra el capitalismo, contra el imperialismo y sus formas de sometimiento y destrucción de la dignidad humana y la destrucción del la naturaleza.
    Aunque haber militado en la UP no hace revolucionario a nadie, en la UP había, como sucede en las coaliciones políticas, diferentes tintes y banderas aunque la comunista fuese la más vistosa, sin embargo el gobierno colombiano, sus mafias del narcotráfico, sus estructuras militares y paramilitares consideraron que la UP era un nido de revolucionarias y revolucionarios que debían ser exterminados, y de esa guerra Joaquín no se salvó y el exilio fue su refugio como el De otros cientos.
    Pero no sólo vienen siendo perseguidas, torturados, desaparecidos, encarcelados, exiliadas y asesinadas las gentes de la UP quienes son una minoría ante el resto del pueblo organizado colombiano. Revolucionarias y revolucionarios obreros de la Central Unitaria de Trabajadores CUT, del Movimiento Indígena, negro, campesino y académico, así como revolucionarios y revolucionarias de la organización A Luchar, del Frente Popular, del Movimiento cristiano que trabajan de la mano con los socialistas desde sus posturas de la teología de la liberación, también han padecido estos crímenes.
    Y qué pasó con la pluma de Joaquín Pérez. Un comunicador en Silencio.
    Ya que no escribe, no se sabe qué ha pasado. Aunque alude a su trabajo como comunicador, a ser militante de izquierda, etc. Joaquín no escribe una sola línea. Desde su detención se ha limitado a responder preguntas, a recibir favores de gente peligrosa en las cárceles, pero no a denunciar por medio de “sus ideas” la persecución de la que dice ser víctima, a denunciar las pésima condiciones de encierro a la que someten a las personas en Colombia, a la persecución y las torturas contra los prisioneros políticos, los vejámenes a los que lo han sometido. Es lo mínimo que podría hacer desde la cárcel, denunciar pero sus ideas y los trazos de su pluma en Colombia y desde Colombia aún no la conocemos. Como tampoco conocemos su compromiso cuando gritaba en Europa libertad a los presos políticos. En Colombia no es capaz políticamente de gritar ni su propia libertad. Tan poco ha sido capaz de trabajar con esos hombres, prisioneros políticos, que desde Europa mostraba como héroes.
    Derrota o temor.
    No se sabe. Lo cierto es que la cárcel es dura para cualquier ser humano. Y para cualquier animal. Pero los revolucionarios no se quedan callados. Ricardo Palmera, alias Simón Trinidad, preso en Estados Unidos, Juan Carlos Cuellar preso en la cárcel de Itagüí –Colombia, y quienes son comandantes de las FARC y del ELN respectivamente son muestra de ello. Principe Gabriel, preso en Pamplona, Liliany Obando presa en la Cárcel Buen Pastor – Bogotá, y que son defensores de derechos humanos en Colombia, también son muestra de ello. Los estudiantes Universitarios, los obreros, los campesinos de sabana de torres presos políticos todos también son muestra de ello. Tampoco se callan los presos políticos del pueblo Vasco, ni los Presos Mapuches en Chile, ni los 5 presos políticos cubanos en EEUU, ni los jóvenes presos del anti-sistémico en EEUU. Pero Joaquín, a quien quieren mostrar como mártir revolucionario está en silencio; derrota o temor, no se sabe pero el silencio ante la injusticia, ante la tortura, ante silenciamiento, es complicidad.

    Por: JOSE MANJARRES
    Contacto: vozenelsilecio@gmail.com