Hallan una fosa común en un ex centro de torturas de Argentina

Fosa común en Argentina

Una fosa común con restos de desaparecidos en la dictadura fue descubierta dentro del ex Arsenal Miguel de Azcuénaga del ejército, donde funcionó el mayor centro clandestino de detención y exterminio de la provincia de Tucumán, informaron hoy fuentes judiciales. El hallazgo se da a conocer horas después de que se confirmara que en el Pozo de Vargas fueron identificados restos del ex senador Guillermo Vargas Aignasse, desaparecido en abril de 1976.

La excavación realizada en el predio castrense encontró “restos óseos calcinados” así como “cuerpos completos en diferentes posiciones, varios de ellos atados en las extremidades superiores, algunos con presencia de proyectiles de arma de fuego y vainas asociados directamente”. Especialistas del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), con colaboración del Grupo Interdisciplinario de Arqueología y Antropología de Tucumán, llevaron adelante esta pericia en el marco de la causa penal 400443/84), según consignó el sitio del Centro de Información Judicial.

“Los cuerpos hallados se encontraban ubicados como cayeron”, consignaron las fuentes y estimaron que “la fosa habría sido quemada” ya que se constató “la presencia de círculos de neumáticos y rastros de combustión en los cuerpos“.

Hasta el momento, según lo informado por el Juzgado Federal N°2, a cargo del juez Raúl Daniel Bejas, se encontraron “restos óseos correspondientes a un mínimo de 15 (quince) individuos esqueletizados parcialmente quemados“, además de “elementos asociados a los restos óseos, tales como proyectiles de armas de fuego, restos de ropa y calzado”.

En la Fosa hallada “se advirtieron marcas de una retroexcavadora… habilitándose la hipótesis de que primero se habría producido la quema de cuerpos, luego la remoción de la fosa mediante el uso de una retroexcavadora, para finalmente procederse a su relleno”. Esto fortalecería la presunción de la comisión del delito de homicidio agravado y “un accionar posterior destinado a garantizar la impunidad de los delitos perpetrados”, indicó.

Desde 1975, durante el llamado “Operativo Independencia” y la dictadura, en el arsenal funcionó un campo de concentración y exterminio copiado de los construidos por los nazis durante el III Reich, con barracas para prisioneros, doble alambrada perimetral y torres de vigilancia.

(Con información de Clarín)

About these ads

Los comentarios están cerrados.