La silenciada reunión con el PSUV

Reinaldo Quijada/Clase Media Revolucionaria

 Fue el 28 de marzo de 2011. Antes de iniciar su gira por diversos países de AL. Con la Dirección Política Nacional y los equipos estadales del PSUV… Lo primero que hay que señalar, es que el discurso ha sido poco difundido. El propio PSUV debería haberlo publicado integralmente. Su contenido es tan importante como las Cinco Líneas Estratégicas de Acción Política. O también, pudiéramos decir, las complementa… “¿Qué es la política? ¿Para qué la política?”, se pregunta Chávez. “¿Para buscar cargos, para enriquecernos, para hacer grupitos y estar enfrentados allá en el municipio por la alcaldía, o en el estado por la gobernación, o por los negocios de mis amigos y mis familiares, y las empresas que yo conozco? Y el mismo se responde: “¡No! Para eso no es la política”. El “principio esencial” de la verdadera política, señala Chávez, es el PODER OBEDENCIAL. Ese “principio supremo” debe tener una presencia, en nosotros, sólida “como una roca” o “como el acero”. Es la “brújula principal” que orienta la acción política y le da sentido al “despliegue político” que se deriva de ella. “Ese poder no es para mandar sino para obedecer al pueblo…estamos aquí para que el pueblo nos mande, nos interpele, nos regañe, nos oriente, nos critique…si nosotros nos convertimos en simples representantes del pueblo…si eso llegara a ocurrir, entonces estaríamos en presencia de la verdadera y profunda corrupción política”. “Sin esto, señala Chávez, no hay verdadera política” y, creemos nosotros, sería el fin irremediable de la Revolución Bolivariana. Ese es el reto que tenemos por delante y, principalmente, estamos convencidos, es el reto que tiene el POLO PATRIÓTICO… Hay que construir, entonces, un nuevo poder, como lo venimos haciendo, dice Chávez, que sea capaz de enfrentar al viejo poder que “nos contamina”. Ese poder es el Poder del Pueblo que nos interpela, al cual debemos obedecer y con el cual debemos interactuar. Ese poder debe llevarnos a la acción política y a un despliegue político que se circunscribe, siguiendo las ideas de Enrique Dussel, a tres esferas: en primer lugar, la esfera material de lo político; es decir la relación del hombre consigo mismo y con la naturaleza, fuera de toda alienación; la relación económica en función de las necesidades reales y no de las necesidades ficticias que crea el capitalismo y la relación cultural con nuestro entorno que nos proyecta más allá de nosotros mismos y más cerca de la relación con los demás seres humanos. En segundo lugar, la esfera institucional que requiere de una “nueva arquitectónica institucional”, capaz de trasferirle poder al pueblo, mediante las comunas y los consejos comunales. En tercer lugar, la esfera de la revolución cultural, la esfera de los principios y los valores, de nuevas formas de comportamiento que vuelvan polvo a la ideología capitalista y a sus diversos instrumentos de condicionamiento de la vida, de los sentimientos, de las necesidades e incluso de la propia imaginación… Todo esto se puede traducir también en el significado más profundo de lo que es el SOCIALISMO. Quizás, agregamos nosotros, la IMAGINACIÓN es su savia suprema porque es la que permite acabar con todo prejuicio, todo dogma y todo freno a la vida…αΩ

About these ads

Los comentarios están cerrados.