PROYECTO-LINEAMIENTOS DEL PCC, ABRE LA MADRE DE LAS BATALLAS DE LAS IDEAS. VAMOS A SU ENCUENTRO

Es suficientemente conocido, desde hace largo tiempo, lo que la historia ha venido demostrándonos, que el capitalismo es responsable de las calamidades de la humanidad y la depredación de la naturaleza. Por esta razón, hoy más que nunca, en el mundo en sus diferentes realidades se levantan pueblos en rebeldía por diversas motivaciones económicas, políticas, sociales, culturales, laborales y espirituales, contra la explotación, expoliación y opresión capitalista. Luchas que se originan de las contradicciones antagónicas de clase,  propias e insuperables en la formación económica y social capitalista.   
Luchas, que en la actualidad han generado vientos de cambios, pero es necesario  distinguir la línea divisoria dentro de dos concepciones políticas, que pretenden cambios en el actual desorden capitalista. Es decir, unos que quieren hacer reformas para perfeccionar  lo establecido y otros que estamos comprometidos y comprometidas en luchar por  destruir la formación económica social capitalista para edificar una formación económica social,  a favor de los intereses de las mayorías explotadas y por un desarrollo en armonía con la naturaleza, el socialismo revolucionario.

Esto permite reconocer y reconocerse  por un lado, los avances que en el seno de la revolución bolivariana viene desarrollando y por la otra, la concepción que dentro del capitalismo no hay salida a los problemas que impacta a los explotados y oprimidos. Por ello, se va visualizando en las diversas manifestaciones de la formación económica social capitalista un proceso cada día más riguroso para conocer en una perspectiva de confrontación de clase, el cómo examinar de manera sistemática sus orígenes, características, contradicciones y posibles tendencias futuras del capitalismo para lograr su ruptura.

Pero no sólo, están soplando los vientos de cambios en el marco de la formación social capitalista, en el mundo y especial en nuestra América. Si no que en el contexto del socialismo cubano, también se está abriendo un espacio para debatir a partir del PROYECTO-LINEAMIENTO de PCC. He aquí, una oportunidad para profundizar en la batalla de las ideas no sólo en Cuba, sino en el mundo. Creemos necesario entonces, conocer rigurosamente el PROYECTO-LINEAMIENTO, ver el alcance de los lineamientos y la metodología para la discusión que en la actualidad se escenifica en la República de Cuba. Sin pretender sustituir al pueblo cubano, en esta batalla de las ideas, es necesario acotar que nada de lo que suceda en Cuba puede sernos ajeno, ni a nosotros ni  a ningún revolucionario en el mundo.  Pero aún más, en este momento se discute no sólo los lineamientos para el pueblo cubano, sino están sentándose las bases para los lineamientos del Socialismo en el siglo XXI.

He allí, donde  el debate adquiere carácter mundial y por lo tanto se convierte en una cuestión que trasciende las fronteras de la República de Cuba. Por ello, es ineludible  forjar el debate, revisar los lineamientos y realizar nuestros aportes para que la discusión adquiera el carácter continental y mundial. Esto significa que en el presente, aún  falta mucho por decir, proponer y escribir sobre Cuba Socialista. Pero, falta mucho más, en la elaboración de la praxis del socialismo en el siglo XXI. Aún cuando, en Cuba existe un proceso de larga data de la utilización de la crítica y la autocrítica como instrumento para dirimir las diferencias y en la búsqueda de solución a los problemas que han agobiado al país. El pueblo cubanos han  encontrar los rumbos correctos, y la política más acertada. Sin embargo, el debate trasciende o debe trascender el espacio territorial cubano, y ampliarse al continente y el mundo. Pues, ha llegado la hora de la continuidad de la madre de las batallas de las ideas de todo el pueblo y de todos pueblos.

Sin lugar a duda, esperemos la voz y la palabra del pueblo cubano, pero debemos acercarnos y acompañar  para estimular y ampliar la madre de las batallas de las ideas, desde cada uno de nuestras organizaciones sociopolíticas. Sabiendo que los planteamientos y conceptos de los lineamientos del PCC sienta las base que abren la discusión, en el seno de la formación social cubana. Pero será nuestro deber ampliar esa discusión a todos los pueblos, ello debe ser la esencia del debate en este momento histórico: continuar generando la reflexión y el debate de las ideas. Por ello, el propósito es ir encontrando puntos de conexiones, nuevos rumbos y horizontes en esta época de edificación y de cambios.
En Cuba la clave es saber distinguir la línea divisoria dentro de dos concepciones políticas, que pretenden cambios en Cuba. Es decir, unos los revolucionarios, que quieren hacer reformas para profundizar el socialismo  y otros la contrarrevolución que ambicionará desde afuera destruir lo establecido.
Pero como dice el comandante Fidel Castro al referirse al pueblo cubano, “Jamás un pueblo tuvo tantas cosa que defender, ni convicciones tan profundas con las cuales luchar”  una muestra es la lucha contra el bloque criminal que EE.UU., viene imponiendo contra Cuba desde que el pueblo cubano asumió su propio destino es significativo por el alcance y por lo prolongados en el tiempo, casi cincuenta  años, sumado a ello las actividades terrorista, la guerra bacteriológica, entre otros actos de sabotaje y conspiraciones contra la revolución cubana. Todo lo que significo el llamado periodo especial. Pero la voluntad política del pueblo cubano no se doblega jamás.

He allí, el presente y devenir histórico en la concreción del socialismo revolucionario. Por ello, con Cuba nos jugamos en la actualidad el destino de Nuestra Américas y del socialismo revolucionario.

Es hora de definiciones y compromisos. En este tiempo, se requiere ser audaces en la acción, la discusión y el debate. Ya lo inicio el pueblo cubano, acerquémonos, y acompáñemelos para ampliar ese debate. Vamos a su encuentro.

¡¡¡LEVANTEMOS LAS BANDERAS DEL SOCIALISMO REVOLUCIONARIO!!!

Pedro Vargas CTC/COMPA

About these ads

Los comentarios están cerrados.