Jueza acepta evidencias proporcionadas por Cuba en caso Posada Carriles

Luis Posada Carriles durante una marcha celebrada en Miami. Foto: Reuters

La Jueza Kathleen Cardone decidió hoy, 16 de diciembre de 2010, en El Paso, Texas no prorrogar el juicio de Luis Posada Carriles y aceptar como evidencia contra Luis Posada Carriles los documentos que Cuba le entregó a la fiscalía anteriormente.

Estos incluyen más de 6 000 documentos relacionados con las bombas que explotaron en el sector turístico cubano en 1997 y 1998.  Los abogados defensores del terrorista habían solicitado al tribunal que fueran excluidos estos documentos del juicio o se prorrogara la audiencia para poder revisarlos.

La fiscalía acusa a Posada Carriles de haber mentido sobre su involucramiento en la conspiración para hacer estallar esas bombas, que provocaron la muerte del turista italiano Fabio di Celmo en el hotel Copacabana en 1997.

La jueza también decidió permitirle a la fiscalía que utilice como evidencia los documentos que le proporcinó el gobierno de Guatemala relacionados con Posada Carriles, incluyendo el pasaporte utilizado por el terrorista con el nombre de Manuel Enrique Castillo López.

Los abogados de Posada le habían pedido al tribunal que excluyera toda la documentación y que prohibiera que la Fiscalía la utilizara contra Posada, porque los fiscales se demoraron indebidamente en compartir copias de estos documentos con la defensa.

Específicamente, la Fiscalía recibió los documentos en marzo de 2007, pero se demoró hasta el noviembre de 2010 (el mes pasado) para entregarles copia los abogados defensores. Una demora de más de 2 años y medio.

La jueza Cardone dijo estar decepcionada con la tardanza de la Fiscalía, pero decidió incluirlos entre la evidencia contra Posada y anunció que no permitiría una prórroga del juicio, algo que la defensa de Posada quería.

“Los abogados de Posada nunca pidieron la asistencia formal del tribunal para obtener estos materiales del gobierno”, dijo la jueza Cardone. “El tribunal no excluirá materiales que la defensa ha visto, porque los abogados defensores pudiera haber pedido la ayuda de la Corte para tener acceso a ellos anteriormente. Es más, los abogados de la defensa lograron una copia de los documentos dos meses antes del juicio”.

Ahora le corresponde al jurado deliberar sobre la evidencia y determinar su credibilidad. En el sistema jurídico estadounidense, si el proceso penal incluye un jurado, el juez no decide si la evidencia es creíble. Solamente si el jurado puede revisarla y considerarla.

El juicio contra Posada Carriles comenzará el martes 11 de enero de 2011 en El Paso, Texas, después de la selección de un panel compuesto de miembros de un jurado el lunes 10 de enero de 2011. El gobierno de EEUU lo acusa de haber mentido en trámites inmigratorios y de obstruir una investigación sobre el terrorismo internacional.

Los cargos más serios contra Posada Carriles están pendiente en Caracas. Son 73 cargos de homicidio calificado por la voladura de un avión de pasajeros el 6 de octubre de 1976. La Republica Bolivariana de Venezuela le pidió a los Estados Unidos la extradición de Posada Carriles el 15 de junio de 2005. La solicitud de extradición sigue pendiente.

Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, autores intelectuales de la voladura de avión civil cubano en 1973, celebra en Miami la publicación de un libro de memorias de Bosch. Miami, 9 de diciembre de 2010. Foto: El Nuevo Herald.

 

About these ads

Los comentarios están cerrados.