Nicaragua seguirá limpieza de río limítrofe porque no ha violado territorio de Costa Rica

El embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Denis Moncada, calificó este miércoles de apresuradas y ofensivas las acusaciones del Gobierno de Costa Rica sobre una supuesta “incursión” militar en el territorio fronterizo al sur del río San Juan, reafirmó que las únicas tropas que se encuentran en la frontera son las que mantiene cualquier país para defender la soberanía.

“Rechazamos categóricamente las afirmaciones expuestas por Costa Rica. Nicaragua no ha violado la soberanía costarricense, ni las labores del dragado en territorio nicaragüense están afectando el suelo costarricense”, dijo el embajador.

Moncada aclaró que las únicas tropas que se encuentran en la frontera, son las que ordinariamente mantiene cualquier país para defender la soberanía y luchar contra el crimen organizado y los grupos narcotraficantes.

En 2009 la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en la Haya, dictaminó la soberanía de Nicaragua sobre el río y el derecho de regular su navegación y que Costa Rica puede navegar por el afluente con fines comerciales.

En este sentido, el diplomático le propuso a Costa Rica, que se imponga el diálogo y la cooperación binacional en materia del combate contra bandas que trafican droga en el territorio limítrofe.

“Le proponemos a Costa Rica, unamos fuerzas (…) para combatir el narcotráfico. Lo que tiene que ver con asuntos limítrofes, no es competencia de la OEA , dice el Presidente Ortega”, remarcó Moncada.

“Nuestra Fuerza Armada no ha incursionado en ningún momento en territorio costarricense. Nuestras instituciones armadas son profesionales y respetuosas del derecho internacional y de la soberanía territorial del vecino país del sur”, defendió Moncada.

Denunció que por el contrario, el Gobierno de Nicaragua ha reportado casos de agentes costarricenses en su territorio.

“El gobierno de reconciliación y unidad nacional ha expresado su más enérgica protesta por las reiteradas violaciones de tropas de las Fuerzas Armadas costarricenses a territorio nicaragüense, portando armas de guerra, por lo que solicitamos que hechos como éste no vuelvan a repetirse”, enfatizó el diplomático.

Citó como ejemplo de esas circunstancias, “la incursión en días pasado a territorio nicaragüense de dos oficiales de las fuerzas armadas de Costa Rica, que conforman el organismo de investigación judicial, quienes fueron detenidos el 14 de octubre de 2010 y devueltos a las autoridades costarricenses”.

Minutos antes, el ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, René Castro Salazar, solicitó ante la OEA, la creación de una comisión de verificación de lo que considera una “invasión” del Ejército nicaragüense en el territorio fronterizo al sur del río San Juan.

El diplomático costarricense, expuso lo que denominó “un proyecto de resolución: Nombramiento de una comisión verificadora de la situación fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua”.

Castro Salazar argumentó que la propuesta de resolución surge “considerando que desde el miércoles 20 de octubre de 2010, en la zona limítrofe de río San Juan, entre las repúblicas de Costa Rica y Nicaragua, se han reportado incidentes que Costa Rica ha calificado como una invasión de las Fuerzas Armadas de Nicaragua”.

“Acciones recientes de las autoridades de Nicaragua, han afectado gradualmente nuestra soberanía territorial y nuestros recursos naturales. Estos hechos han tenido lugar en suelo costarricense al sur del río San Juan, en un territorio costarricense denominado isla Calero, en el sector de ésta, conocido como finca Aragón”, aseguró la representación de Costa Rica.

La zona en la que supuestamente incursionó el Ejército de Nicaragua, “está compuesta por bosques húmedos que constituyen una reserva natural. Constituyen parte del corredor biológico de Mesoamérica y se encuentra protegida por conversiones internacionales sobre medio ambiente”.

Ante tales acusaciones, el embajador de Nicaragua ante OEA, argumentó que “el proyecto de limpieza del río San Juan cuenta con todos los estudios técnicos, hidrológicos, topográficos y de impacto ambiental”.

“Las labores de limpieza del río San Juan no tendrán ningún efecto negativo en el medio ambiente como fruto de una política ambiental coherente y de una planificación estratégica”, sentenció, por lo que rechazó la postura del vecino país al respecto.

El gobierno de Costa Rica, anunció este martes que desplegó policías con armas de guerra en la frontera ante la presunta presencia de tropas de su país vecino.

Nicaragua continuará con dragado y esperará por la Haya

El embajador Denis Moncada, tras rechazar las acusaciones costarricenses, dijo que su país continuará con las labores de limpieza en el río San Juan.

“Nicaragua continuará con las labores de limpieza en el río San Juan, atendiendo a lo establecido en el tratado”, de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Además, “el Ejército y la Policía Nacional continuarán su lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”, señaló.

Por su parte, el canciller costarricense, René Castro Salazar, afirmó que las actividades de Nicaragua, “han afectado no solamente la soberanía de Costa Rica en el plano jurídico y político, sino que representan además una violación de las convenciones internacionales en materia ambiental”.

El embajador ante la OEA recordó el anuncio del presidente nicaraguense, Daniel Ortega, sobre el ingreso del caso a la CIJ de La Haya, pues considera que es la autoridad para resolver este tipo de problemas.

Ortega, citado por Moncada, señaló que Nicaragua dará los pasos correspondientes a lo inmediato para presentar este caso a La Haya y “que sea la Corte la que diga quién tiene la razón”.

Las relaciones diplomáticas entre Nicaragua y Costa Rica se tensionaron en los últimos días ante el dragado del Río San Juan, que corre en tramos por la frontera de estas naciones. Telesur

CM

 

About these ads

Los comentarios están cerrados.